sábado, 6 de agosto de 2011

Mystic Crystal: La Leyenda (Iván de los Ángeles Company)

FICHA TÉCNICA:
  • Título: Mystic Crystal: La Leyenda
  • Autor: Iván de los Ángeles Company
  • Género: Aventuras / Novela juvenil
  • Número de páginas: 226
  • Precio: Papel (9,95 €) / PDF (Descarga gratuita)
  • Valoración de Crítica Literaria: 7,5
¡CIELOS! ¡CON IVÁN ES IMPOSIBLE FALLAR, KUPÓ...!

La muerte del bondadoso rey Duren, soberano de Dermecia, ha supuesto la subida al trono de un despiadado y misterioso déspota dispuesto a echar abajo todo el legado de su predecesor. Dermecia ha dejado de ser un paraíso de bienestar para convertirse en un reino ermitaño en el que reinan la tiranía y la opresión. El monarca no oculta sus aspiraciones: Dermecia debe convertirse en la capital de un Nuevo Orden que extenderá su manto sobre toda Gaia.
La disolución de los Caballeros Dragón, el cuerpo de élite del ejército dermeciano (y el último bastión de resistencia que se opone al nuevo rey), es el primer paso para convertir a la antigua armada de Duren en una poderosa y ofensiva máquina de guerra. Los Caballeros Dragón han sido obligados a abrazar el credo de los Caballeros Oscuros, la recién instaurada guardia pretoriana del rey.
Sólo dos jóvenes han sabido ver el peligro a tiempo. Jumal y Tatts, sabedores de lo que se avecina, han decidido abandonar el reino y desertar, prefiriendo el camino del destierro antes que pasar a engrosar el cada vez más numeroso ejército dermeciano. Pese a su juventud, son muchas las aventuras que pesan sobre sus espaldas... Lo que no impedirá a ambos adentrarse en la que será la mayor odisea de sus vidas. En su huida de Dermecia, Jumal y Tatts no sólo descubrirán el inusitado poder que duerme en su interior, sino también el verdadero valor de la amistad, la lealtad... y el amor.
La aventura de Jumal y Tatts les llevará a recorrer media Gaia por tierra, mar y aire, llegando incluso a visitar la legendaria tierra de Mysidia, donde hace mil años tuvo lugar una rebelión que estuvo a punto de destruir el mundo. Jumal y Tatts, acompañados por las valerosas Kiyumi y Syanda, no tendrán más remedio que desempeñar un decisivo papel en el último acto de la trama, convirtiéndose, sin ellos pretenderlo, en los salvadores de Gaia. Para ello, Jumal (el indiscutible héroe de la novela) deberá aprender a controlar sus poderes, pues la descomunal fuerza que anida en su interior será el arma definitiva que destruirá a las fuerzas del mal.
La primera novela de Iván de los Ángeles (autor de Ecos de odio: Preludio de una odisea), es todo un derroche de acción, entretenimiento y aventuras, encontrándonos con unos personajes excelentemente perfilados y muy carismáticos. Todos estos rasgos ayudan al lector a meterse en una extraordinaria historia donde triunfan la imaginación y la fantasía. Como toda novela épica que se precie, Mystic oculta en sus páginas impresionantes batallas, emocionantes persecuciones y situaciones repletas de dramatismo que nos mantendrán pegados al asiento durante horas, tal y como una buen historia de aventuras debe hacer.
En el prólogo, Iván deja claro que su novela no deja de ser un homenaje a Final Fantasy, la saga de videojuegos con la que creció. He de reconocer que nunca llegué a jugar a estos juegos (más que nada porque Nintendo 64, la consola con la que empecé a meterme en este mundillo, nunca desarrolló un juego perteneciente a esta serie). Así, no es de extrañar, que a la hora de jugar prefiriera las aventuras en primera persona (Turok, Goldeneye, Medal of Honor, The world is not enough...) o las plataformas (Mario 64, Goemon, Banjo-Kazooie...). No obstante, cualquier profano de Final Fantasy puede degustar Mystic con el mismo placer que un seguidor incondicional de la serie. Iván, en un gesto que le honra, ha sabido reconciliar a ambos tipos de lector, de modo que ni uno ni otro se sientan decepcionados.
Quedan para el recuerdo el primer encuentro entre Jumal y Syanda; la bondad de Frido, el amable mogry que les proveerá de todo tipo de armas durante su aventura (entre ellas, el decisivo cristal místico); las majestuosas calles de Mysidia; la imparable verborrea de Cid, el constructor de barcos; las tardes en la cubierta del Ragnarok; el sacrificio del valiente Zalith... y la batalla final entre las fuerzas oscuras de Zarón y todos los pueblos libres de Gaia. Porque al fin y al cabo, Mystic no deja de ser eso, una historia que recoge la eterna lucha del bien contra el mal.
Si Final Fantasy es la principal fuente de la que bebe Iván, el lector no podrá evitar recordar obras como El señor de los Anillos, La Historia Interminable y demás aventuras de fantasía épica. Pese a todo, tanto el ritmo de la novela como el carácter descriptivo de Iván, le acercan más a Verne que a Tolkien. Y es que el viaje, siempre considerado como una prueba de madurez, valor y autodescubrimiento, es una constante en las novelas del autor valenciano.
No nos queda más remedio que quitarnos el sombrero y mostrar nuestro respeto y admiración por un jovencísimo autor que ha sabido hacerse a sí mismo y cuyo talento es incuestionable. Así que llamad a vuestro chocobo y poned rumbo hacia cualquiera de las tierras que conforman Gaia. La aventura os está esperando.
  • Lo mejor:
  1. Una historia deliciosamente bien hilada que nos hará devorar la novela en pocos días.
  2. Unos personajes muy bien perfilados con los que el lector podrá identificarse. Y esto incluye tanto a los principales (Jumal, Syanda, Kiyumi y Tatts) como a los secundarios (Frido, Cid, Mep, Hoggar, los esbirros de Zarón...).
  3. Una ambientación digna de las mejores novelas de fantasía épica.
  4. La duración de sus capítulos (breves e intensos) la convierten en una lectura muy recomendable para el verano.
  • A mejorar:
  1. Se echa de menos una mejor maquetación del texto.
  2. Abundancia de errores ortotipográficos que hacen que el conjunto quede un poco deslucido.
  3. La historia podría haber tenido algo más de profundidad. Muchas de las situaciones transcurren de forma tan "rápida" (como la relación entre Jumal y Syanda o la presentación a última hora de personajes tan perfilados como Hoggar o Kyou) que contrastan con el resto de los episodios que conforman la trama. Es necesario dotar a la novela de cierta equidad. Claro que para eso ya estaríamos hablando de toda una serie de libros (una trilogía por ejemplo) ambientados en el mismo mundo, algo que no creo que formara parte de los planes del autor.
  • Conclusión:
Una novela espléndida y adictiva, marca de la casa. Pese a tratarse de su primera aventura literaria, el proyecto de Iván deja constancia de un talento y calidad considerables. Independientemente de que no sea una historia cien por cien original, la trama está excelentemente bien hilada y engancha desde el primer momento, encontrándonos desde brillantes escenas de acción (los capítulos finales son de lo mejor que he leído en mucho tiempo) hasta emotivos y amables pasajes (como los momentos que Jumal y los suyos comparten en los camarotes del Ragnarok). En contrapartida, es preciso maquetar mucho mejor el texto y corregir los errores ortotipográficos (por otro lado, muy abundantes) que pueblan la novela, algo que no reviste ninguna gravedad. Por lo demás, nos encontramos con una apasionante novela de aventuras que nos confirma lo que muchos ya sabíamos: la incuestionable calidad de Iván como tejedor de historias. ¡Que no decaiga!