domingo, 14 de julio de 2013

Amanecer rojo (Dan Bradley)

FICHA TÉCNICA:
  • Título: Amanecer Piojoso Rojo (aka "Red Dawn")
  • Director: Dan Bradley (¡sí, como el de los tanques!)
  • Intérpretes: Chris Hemsworth, Adrianne Palicki, Josh Hutcherson, Josh Peck, Isabel Lucas, Jeffrey Dean Morgan, Connor Cruise, Edwin Hodge, Alyssa Diaz, Brett Cullen, Michael Beach, Will Yun Lee, Matt Gerald, Kenneth Choi y Ron Yuan (tanto actor y tan poco cerebro, en fin...)
  • Duración: 93 minutazos repletos de vergüenza ajena, agujeros argumentales y caras de mongolismo
  • País: We´re all living in América... América... América...
  • Género: Bélico / Ñoñerías varías / Drama social
  • Año: 2012
  • Valoración: 1 (y mucho me parece)
Antes de empezar quiero dejar clara una cosa: el remake de Amanecer rojo es tan malo que no tiene absolutamente nada de lo que reírse. Y cuando digo nada, es nada. CERO. Es más insulso y difícil de tragar que un bocadillo de plástico, y en absoluto llega a resultar divertido. No llega ni al grado de entretenimiento y es, de lejos, mucho peor que la película original de los 80. Esta "cosa" consigue la cuadratura del círculo: si ya la original era para pegarse un tiro, su remake es cine de derribo puro y duro. Es mala y estúpida hasta para mí.

Como todo el mundo sabe de qué va Amanecer Rojo, me ahorraré la explicación y pasaremos al meollo del asunto, pero antes juguemos un poco al Trivial....


La película comienza con un "corta y pega" de escenas de telediarios informando sobre la crisis en la Zona Euro, enseñándonos imágenes de negocios en quiebra, disturbios, colas de parados montando guardia delante de las oficinas de empleo... Igual esto les suena familiar, no sé... El caso es que la recesión amenaza con debilitar a la OTAN, mientras una voz de una tipa nos da a entender que los países que sufren la crisis pueden abandonar la Alianza Atlántica en cualquier momento, como si eso fuera una desgracia... Lo cual es bastante curioso, puesto que en la vida real ningún país europeo ha dado muestras de querer dejar la organización. De hecho, ahora mismo la OTAN tiene un papel bastante secundario en el contexto europeo y su papel es más simbólico que otra cosa, hasta el punto de que sus miembros no se han puesto de acuerdo a la hora de intervenir en Libia o Siria. En fin, que esta parte tiene como finalidad mostrarnos cómo Occidente se va a la porra y Corea del Norte se convierte en el país más peligroso del mundo desde el Iraq de Saddam Hussein y el Vaticano.

Por si fuera poco, los que montaron los créditos se pasaron la Ley de Protección de Datos por la jeta, puesto que en uno de los cortes podemos ver una rista de números de teléfono de locales en alquiler, garajes en venta y esas cosas, algo que no le haría mucha gracia a sus propietarios. La verdad, no creo que estar recibiendo llamadas a las cinco de la mañana preguntándote por el piso que tienes en Moratalaz sea plato de buen gusto. La gente está bastante enferma. Mi amigo Anselmo se dedicaba a hacerle quintadas a un marroquí al que cariñosamente llamaba Françoise. Todo de muy buen rollo, claro. Lástima que todo se jodiera cuando Miguel "Pala Mecánica", uno de sus mejores amigos, tuviera una de esas idas de olla tan frecuentes en la adolescencia, se metiera en Democracia Nacional y amenazara con ir a darle una paliza si no abandonaba el país. Descerebrados... Descerebrados everywhere...

¡Me paso la Ley de Protección de Datos por la chorra!

Bien, ya nos ha quedado claro que los norcoreanos son más malos que las albóndigas de lata. Un corte de escena nos presenta a los protagonistas de este mondongo. Si en la versión de los 80 tuvimos que tragarnos las sobreactuaciones de Patrick Swayze y Charlie Sheen, aquí tenemos a una pareja de hermanos con menos carisma que un presentador de un Llama y gana y cuya interpretación daría mucho que hablar en una sesión de Cine-Forum de las que celebran en Guantánamo. La pareja está encabezada por el tío que hacía de Thor (o eso me han dicho... no lo sé, no he visto la peli) y un niñato sacado de las profundidades de Disney Channel y que parece un híbrido entre la chorra de Espinete y el puto Eslabón Perdido...

...

...

¡Por Dios! ¡Que alguien le aparte la cámara de la cara!

Ahora viene la subtrama número uno: resulta que el tío de Thor es un veterano de Iraq que, después de pasarse una porrada de años fuera, regresa a casa para estar con su familia. El problema es que su hermano pequeño no le ha perdonado que se marchara, ya que el tío se piró poco después de la muerte de su madre. El pequeño se coge un complejo de abandono monumental, de manera que trata a su hermano mayor como una mierda. ¡Ah! Y el padre es el jefe de policía del condado o algo así, la verdad es que todo este rollazo familiar me la come bastante. ¡Ay, me aburro! Saquemos otra tarjeta del Trivial...


Poco después de tener que tragarnos los últimos minutos de un partido de rugby (está claro que los americanos tienen que hacer cosas americanas. Si la película se hubiera hecho en España, los protagonistas estarían en paro o serían toreros), se produce un corte de luz que deja a toda la ciudad a oscuras. Lo que a primera vista puede parecer algo anodino tiene una importancia del copón, ya que todo es una treta de los norcoreanos para tumbar las defensas americanas e invadir por el país. ¿Habéis visto Goldeneye? Pues casi lo mismo, pero en CUTRE.

"A mí no me mires mal que te meto, ¿eh?"

A la mañana siguiente la pareja de hermanos subnormales se da cuenta de que los norcoreanos la están liando parda en las calles y deciden huir. Así sin más. A palo seco. No llevamos ni diez minutos de película y ya estamos viendo tiros, gritos y explosiones. Ni desarrollo de personajes ni ostias. Eso es para nenazas y maricones, dónde va a parar...

Si no fuera porque hay niños delante ya te diría por dónde puedes meterte el dedo, hijo de #@%$.

El caso es que los tíos recogen a un par de colegas por el camino (cuya presencia prácticamente nos pasa desapercibida a lo largo de la película porque, salvo llorar y hacer el idiota, NO HACEN ABSOLUTAMENTE NADA) y se refugian en una cabaña que tienen a las afueras de la ciudad. Uno de los niñatos discute con el tío de Thor por intentar matarlo, se larga y los denuncia ante un oficial norcoreano maloso que no tarda ni dos segundos en organizar una redada. Los protas se esconden en el bosque y observan como el diablo comunista le descerraja un tiro en la cabeza al papi de los chicos, que había acudido en calidad de rehén para que se entregaran. Esto enfurece a Thor y al otro subnormal, que deciden hacer suyas las palabras de su padre e ir a la guerra. A todo esto, no sé de qué leche habrán mamado estos dos, pero dudo mucho que un padre quisiera que sus hijos murieran tratando de defender la patria. El mío está claro que no. No sé, es un planteamiento tan facha y anticuado que no puedes evitar descojonarte al oírlo. Puede que sea porque en España ya nos tenemos tan aprendida la lección que no dudamos en limpiarnos el culo con las banderas (bueno, los catalanes y los vascos no, pero eso es otra historia). La mitad de los españoles ven Sálvame y votan al PP, pero no son tan gilipollas como para dar la vida por el país.

"¡Rápido! ¡Pongamos cara de rusos!"

A partir de aquí la peli sigue la línea de su predecesora de los 80: los norcoreanos son muy malos (tanto a nivel psicológico como físico, porque los tíos no aciertan a dar en el blanco cuando disparan), los chicos luchan por el amor y la justicia cual Sailor Moon oligofrénica y... Bueno, creo que eso es todo. No hay más. El mensaje de la peli viene a resumirse en algo así como "¡No tengáis amigos comunistas, niños! ¡Los comunistas son caca!"... Y así durante una hora y media.

¡Sí! Sería una putada que un fracontirador te volara la puta cabeza por exponerte demasiado en una puta zona de guerra.


Ahora bien, ¿cómo es posible que Estados Unidos, con todo su potencial militar, fuera derrotado por un ejército cuyo arsenal se reduce sólo a un centenar de viejos tanques? Los guionistas se encargan de explicárnoslo. Si en la versión de los 80 Patrick y compañía recibían ayuda de un piloto de las Fuerzas Aéreas, aquí no dudan en meter a un comando de marines ostiable a más no poder (y eso que me he tragado la cabecera de The Unit una docena de veces) y que se dedican a recordarnos lo duros que son cada dos putos minutos ("Un marine y su fusil son las armas más poderosas que existen", "Señor, soy un marine", "Los marines lo hacemos a punta de pistola" y bla-bla-blá). Este grupo de psicópatas nos pone al tanto de todo: resulta que los norcoreanos (en colaboración con los rusos, los vampiros diurnos y los extraterrestres), usaron el "Goldeneye" para cargarse toda la red eléctrica de Estados Unidos. El cacharro de marras está controlado desde una especie de ordenador portátil que se parece bastante al que el coronel norcoreano maloso lleva consigo hasta cuando va a mear. ¡Guau! Qué sorprendente giro de acontecimientos, ¿no? Pero lo mejor está aún por llegar, dado que el trasto está conectado al ordenador gracias a... Intranet

Eso no es nada. Con tal de cruzarte la cara de un guantazo, yo sería capaz de ir hasta China.

¡JA, JA, JA, JA! ¡BRAVO POR LOS NORCOREANOS Y SU ARMA SECRETA! ¡JA, JA, JA! Gracias a los guionistas de "Amanecer rojo", ahora sé que hasta la biblioteca de mi universidad puede proponerse dominar el mundo. "El Servicio de Préstamo Interbibliotecario: ¡el arma más temible del mundo!". ¡JA, JA, JA! ¡Nuevas normas del rector: "¡Si te retrasas en el préstamo de un libro, bombardearemos tu casa hasta los cimientos!". Y todo te lo explican con tecnicismos y palabras difíciles, no vaya a ser que el público quiera saber de verdad cómo funciona el puto trasto. ¡Por Dios! ¡Ja, ja, ja! ¡RANCIOS! Ya me imagino al público en plan: "¡Guau, tío! ¿Has visto? ¡Qué listos y ultratecnológicos son estos comunistas!". ¡Ja, ja, ja, ja!

"Esos cabrones que se reían de nosotros en el "insti" se van a enterar de quiénes somos".

En fin, Pilarín, que los marines y nuestros patriotas de barrio favoritos se infiltran en el cuartel general norcoreano a través de las azoteas (gracias a estas escenas, me ha quedado claro que si saltas desde una altura de diez metros no te pasa absolutamente nada. ¿Os animáis a probarlo?), asaltan la fortaleza, se cargan al coronel maloso y se hacen con el ordenador portátil. Ahora lo difícil será encontrar una cafetería que tenga WIFI y conectarse para sabotear lo que sea que provocó el "pulso electromagnético masivo", pero eso lo dejaremos para una hipotética secuela, si es que alguien tiene los cojones de hacerla.

"¡Chuooosss! ¡Esta foto va pal feísbuc, neng!"

Sin embargo, y cuando todo parecía haber terminado, el fulano de Thor es vilmente asesinado en una emboscada norcoreana. La novia del tío se agarra un trauma monumental, mientras que su ostiable hermano se convierte en el líder de la partida. Un corte nos enseña al tío dando un discurso a un nuevo grupo de guerrilleros. El discursito es el mismo que su hermano le soltó a comienzos de la película, a modo de homenaje y tal. La peli termina con nuestros héroes atacando un campo de prisioneros norcoreano. Al mismo tiempo, los presos se sublevan contra los guardias mientras éstos se dedican a limpiarse los oídos con los cañones de sus ametralladoras. En un acto de patriotismo deleznable, uno de los presos enarbola una bandera americana mientras una música "superintensa de la muerte" nos anuncia que ha llegado la hora de la liberación. Es entonces cuando uno no puede evitar acordarse de Guantánamo o de los centros de internamiento que la CIA tenía en Europa del Este... Pero eso da igual, porque América ha sido atacada y hay que devolver a los invasores al mar. La banderita americana sigue ondeando (me pregunto si arderá bien echándole algo de gasolina), yo me tomo un ibuprofeno por aquello del ardor de estómago y ya está. Fin.

Las terribles consecuencias de las pruebas atómicas en Nuevo México...

CONCLUSIÓN:

Esta película es una puta basura. Cualquier otra cosa que dijera sobre ella sería perder el tiempo, porque esta cosa es más SUBNORMAL que un corredor de los San Fermines. Gracias a Dios que no llegó a España, porque me hubiera dolido que alguien en su sano juicio pagase por ir a verla al cine. Y luego está el caraculo ese que la protagoniza, que es para arrojarlo a la hoguera. Para echarse a llorar no, lo siguiente.

Y con este asqueroso panfleto termina mi periplo cinéfilo de esta temporada. A lo mejor en septiembre me da por volver y todo. Tengo mucha basura por ver y me gustaría haceros partícipe de ello, aunque existe la posibilidad de que para entonces ya haya metido la cabeza del horno. Soy masoquista, sí, pero mi salud mental no está hecha a prueba de bomba. De hecho, esta película la ha dinamitado por los aires.

¡Tu padre!

* Red Dawn y todos los fotogramas utilizados en esta entrada son propiedad de Contrafilm y Vincent Newman Entertainment.

jueves, 11 de julio de 2013

Por aquello de animar al personal...

Pues nada, que sigo buscando gente para que se anime a participar en la 67º Edición del Concurso de Microrrelatos del Foro de Bubok. Os diré que ya han caído seis microrrelatos, pero me gustaría que fueran unos cuantos más. Y aprovechando que tengo 404 seguidores (de los cuales un 90% ni me lee, fijo)... ¿Qué mejor forma que daros la tabarra y animaros a participar? Venga, no me seáis cenutrios y participad, hombre, que es GRATIS. ¡Espera...! ¿He dicho GRATIS? ¡Sí, GRATIS! ¡Igual que mi inmaculado libro de cuentos!

Eso sí, como todo concurso, éste tiene sus normas, las cuales podéis leer aquí. Así que ya sabéis... Si tenéis un "micro" que tenga menos de cien palabras y que comience con la frase "Sin que nadie se diera cuenta", sólo tenéis que enviármelo a mi dirección de correo de Bubok. ¡Participad, leñe!

En cuanto al tema del premio... Bueno, no puedo prometeros dinero, pero sí mi respeto y gratitud eterna por no dejarme tirado. Y eso, en alguien tan ingrato y desagradecido como yo, es MUCHÍSIMO. ¡Así que manos sobre el teclado y a escribir!

lunes, 8 de julio de 2013

66º Edición del Concurso de Microrrelatos Bubok

El Concurso Quincenal de Microrrelatos Bubok vuelve a la carga. ¡Y esta vez he sido yo el ganador... ¡Subidón, subidón, subidón...! ¡FIESTA! ¡¡FIESTA!! ¡¡¡FIESTA!!! ¡Bah! ¿A quién quiero engañar? Si sé que os la come de lado el que haya ganado o dejado de ganar...

Desde aquí quiero agradecer a todos los concursantes su amabilidad y buena disposición por haberme votado. Y nada, que espero veros en la Edición 67, donde me tocará ejercer de Maestro de Ceremonias. ¡Anda! No me dejéis mal y participad, por Dios, que sale gratis... Eso sí, no me seáis cenutrios y leeros bien las bases, que sólo son un par de líneas mal contadas. Y ya puestos, leeros mi libro, que también es gratis. ¡Estamos que lo tiramos! (NOTA: esta entrada me ayudará a saber si alguien de verdad me lee o estoy aquí yo solo riéndome y pegando berridos).

En cuanto a la anterior edición, podéis leer los relatos presentados a concurso aquí. Y, como siempre, si os apetece vernos desvariar, podéis daros una vuelta por este enlace. Aunque ya puestos a hablar de desvaríos, mejor encender la tele y ver 13 TV (iba a poneros un enlace a su web, pero me acabo de dar cuenta de que los han hackeado... ¡Jo, jo, jo! ¡Les está bien empleado por gamberros!).

Y, por descontado, no pueden faltar mis comentarios a los relatos de la 66º Edición...

JARDÍN DE AMOR: Micro con tintes de modernismo, casi de Ruben Darío o Juan Ramón Jiménez. El texto destaca por su gran sensibilidad y por la suavidad de su vocabulario. Si no lo voté fue porque me vi en la obligación de releerlo más de una vez para quedarme con la copla. Y sucedía que cuanto más lo leía, más me gustaba. Pese a todo, esto le restó bastantes puntos a la hora de repartir los votos, puesto que sus compañeros de carrera tenían un contenido más claro y evidente. Quiero demostrarme que lo he entendido. Veamos, se supone que la voz en off es la del espíritu del hombre al que están enterrando. Antes de morir, le dijo a su mujer que había llegado la hora de marcharse y ella, poco antes del entierro, le escondió una semilla en la boca para que germinaran en forma de flores. De estar en lo cierto, creo que el autor podría haber sido más explícito pero también es cierto que se habría perdido gran parte de la magia. Es muy bonito. Tengo remordimientos por no haberlo votado.

EL GEOSORF: Marchando uno de Ciencia Ficción. Parece el fragmento de algo mucho más grande, ¿no? ¿Dónde y cuándo transcurre la historia? ¿Qué es un "geosorf"?¿Es un extraterrestre? ¿Un experimento genético? ¿Un pájaro? ¿Un avión? Es una buena historia, pero no creo que se ajuste demasiado bien al formato del micro. Al estar en un contexto poco reconocible, nos cuesta mucho ubicarnos en el relato, surgiéndonos más preguntas que respuestas. Se agradece, eso sí, la originalidad.

CONFIANZA CIEGA: Un micro de los que me gustan: breve, comprensible y fácil de seguir. Cuando todo parece que va a salir bien, resulta que nuestra mano derecha ha demostrado ser mucho más lista y ambiciosa de lo que pensábamos. Si quieres hacer algo al estilo del jefe de esta historia, más vale que lo hagas por ti mismo, no vayan a crecerte los enanos. Muy bien.

JUEGO MACABRO: Estampa veraniega que nos transporta a la infancia. No es un micro en el más estricto sentido de la palabra, sino una foto de un álbum familiar. Sin embargo, me ha encantado la agradable sensación que transmite. Ha sido leerlo y remontarme a los años 90. ¡Gracias por el viaje!

ENTRE HIELOS: Salvo la relación incestuosa que hay entre los dos hermanos, me ha costado pillar a la primera el hilo conductor de la historia. Los dos hermanos (¿es una relación homosexual o heterosexual?) han huido de la civilización para dar rienda suelta a su relación. Le pasa lo mismo que a "Geosorf": tengo tantos datos que me cuesta mucho situarlos en un marco tan pequeño.

LA VERDAD DESDE EL MÁS ALLÁ: Peca del mismo error que "Geosorf" y "Entre hielos": demasiados datos para un formato tan limitado como el "micro". Es un texto que hay que releer con atención para quedarnos con la canción: Roberto es el amante de la chica a la que asesinan, cuya muerte fue organizada por un familiar del gobernador de Buenos Aires al saber que ésta le ponía los cuernos. La cosa es hacer que Roberto parezca el autor del crimen. Por su parte, la voz en off de la chica es la que nos pone al corriente de todo (el título le va que ni pintado). De haber estado mejor pulido, hubiera entrado en la zona de puntos sin dudarlo.

EL JARDÍN: También conocido como "Inconsciencia canina". El espíritu de un viejo perro se lamenta por cómo reaccionará su hijo cuando visite su tumba. Para los que hemos tenido perros, la historia nos es tristemente familiar. Claro, breve y sin pretensiones. Bien.

TODAVÍA HAY UN CAMINO: De no haber sido porque lo tenemos como Maestro de Ceremonias, juraría que este relato está escrito por el maestro Ojodegato. El autor de este relato es DIOS. Rompe con el recurso del muerto que contempla su entierro para contarnos una historia sobre un tío que estaba muerto en vida y luchaba por sobreponerse a la drogadicción (es decir, resucitar). El diálogo está escrito con mucha soltura, lo que contribuye a darle agilidad. Y luego el mensaje optimista que tiene... Nada, que me ha encantado.

UN MUERTO NO TAN MUERTO: Las consecuencias de no acabar bien el trabajo.... En circunstancias como ésa, mejor salir corriendo y dejarse de heroicidades. Al enemigo que huye, puente de plata, ¿no? Pues eso. Muy bien.