lunes, 31 de agosto de 2015

Imperialismo y ONGs en América Latina (y 3)

Más explícito si cabe es el caso de Bolivia, cuya inestabilidad política facilitó que el país terminase sometido a los dictados del FMI. A finales de los 80 el Estado se vio obligado a recortar en prestaciones sociales, así como en Educación y Sanidad. El FMI y los gobiernos de Europa y Estados Unidos invirtieron grandes sumas de dinero que fueron destinadas al Fondo Social de Emergencia del Gobierno. El número de ONGs aumentó en el país durante aquellos años y la mayoría de sus iniciativas estaban orientadas a arreglar los desbarajustes creados por el FMI, al tiempo que suplían al Estado en materia social, sanitaria y educativa. Asimismo, su actividad sirvió para acallar a la oposición y alinearla con el Gobierno, completamente fiel a las directrices del Fondo Monetario Internacional. La llegada de Evo Morales al poder -cuyas políticas de nacionalización han sido duramente criticadas por los medios de comunicación- han permitido la reorganización interna del país sin recurrir por ello a injerencias extranjeras. 

Petras termina su argumentación afirmando que, en contraposición a todo lo expuesto anteriormente, han surgido asociaciones de resistencia marxista que se oponen a la mercantilización de las ONGs y a sus postulados neoliberales. A diferencia de las ONGs, estos grupos están en contacto con la realidad que les rodea y pueden trazar estrategias y planes que ayuden a terminar con la pobreza y la desigualdad en lugar de perpetuarlas.

BIBLIOGRAFÍA:
  • PHILLIP KOTTAK, C., (2002), Antropología Cultural, McGraw Hill Interamericana, Madrid.
  • VARIOS AUTORES, (2001), Enciclopedia Santillana: datos, hechos y nombres imprescindibles, Santillana, Madrid.
  • VARIOS AUTORES, (1996), Geografía e Historia II (El mundo: gentes y países. Europa desde el año mil hasta las revoluciones), Santillana, Madrid.

domingo, 30 de agosto de 2015

Imperialismo y ONGs en América Latina (2)

Según Petras, la solución a la conflictividad social que ofrecen las ONGs no va de “arriba hacia afuera”, sino de “abajo hacia dentro”. Es decir, en lugar de atajarse las políticas neoliberales impuestas desde el exterior tanto por el FMI como por sus aliados locales (políticos, líderes sindicales, responsables de identidades bancarias...), se opta por aplicar políticas de ayudas que en realidad pretenden dividir y empobrecer a la población. Dicho de otro modo: los responsables de las ONGs sitúan el problema en el ámbito local y promueven proyectos que fomentan la desigualdad y la competitividad, en lugar de atacar la fuente del problema, que no es otra que las políticas neoliberales de los países del Primer Mundo. El éxito de las microempresas en estos países no es sino un reflejo del triunfo del neoliberalismo. Quizá lo más flagrante sea la intención de darle a todo el conjunto una pátina de “solidaridad” cuando en realidad se están llevando a cabo políticas de explotación. En lugar de fomentar el empleo y el acceso al trabajo lo que se pretende en realidad es crear una red de trabajos temporales que mantengan a la población en una constante situación de precariedad.

Por otra parte, este tipo de instituciones han creado todo un sistema de relaciones que comprenden el colonialismo económico y cultural. Los proyectos de cooperación no están hechos para las poblaciones locales, sino a la medida de las grandes instituciones financieras, a las que el autor compara con virreyes. Antes de que un proyecto prospere, primero debe pasar por la aprobación de estos grupos. El autor afirma que el éxito de estas medidas es muy limitado y que su dependencia del poder exterior es más que evidente. Es el caso de El Salvador, donde mientras que las ONGs son las encargadas de pensar y elaborar los proyectos (siempre atendiendo a directrices neoliberales), las asociaciones de campesinos deben ejecutarlos y llevarlos a la práctica, perdiendo así parte de su identidad y desdibujándose su lucha política.

Como toda buena administración colonial, el sistema necesita de lacayos que ayuden a mantenerlo. Petras remarca cómo algunos antiguos líderes locales han sido captados por las ONGs, perdiendo así su independencia política anterior y la posibilidad de desafiar al sistema. El reclamo de un sueldo más alto, la seguridad y el prestigio exterior han contribuido a crear esta situación. El autor pone el ejemplo de Chile al mostrarnos cómo el movimiento feminista opuesto a Pinochet terminó siendo absorbido por las ONGs. A la implantación de las políticas económicas de rigor le siguió la dispersión y aislamiento de las líderes del movimiento, las cuales fueron sustituidas por una élite que trazaba las estrategias desde la comodidad de los barrios residenciales. La plataforma de ayuda directa a los grupos más vulnerables quedó así desmantelada. Otro tanto ocurrió en Brasil, donde la irrupción de las ONGs supuso la ruptura de la unidad de las organizaciones sociales que buscaban tanto la equidad entre hombres y mujeres como un reparto más justo de las tierras.

sábado, 29 de agosto de 2015

Imperialismo y ONGs en América Latina (1)

El texto a analizar corresponde a un artículo escrito por el sociólogo norteamericano James Petras. Petras nos ofrece una visión devastadora (y polémica) de las actividades de las ONGs en el Tercer Mundo. Lejos de verlas como un instrumento de ayuda e integración, el autor las considera una herramienta de la globalización, acusándolas de ser las principales culpables de los desequilibrios existentes en Latinoamérica y de arrinconar a la oposición antiglobalización. Las ONGs, en lugar de solucionar el problema, le dan un enfoque equivocado, remendándolo en vez de ir a su origen: la desigualdad y la pobreza están ocasionados por las abusivas prácticas del Primer Mundo. El autor no pierde el tiempo y nos expone la idea de su argumentación en los primeros párrafos, sirviéndose para ello de algunos casos en los que las ONGs han contribuido de forma decisiva a la desestabilización de América del Sur.

Pese a que sus planteamientos están muy bien razonados, Petras no tiene en cuenta la enorme repercusión que ha tenido la antropología (especialmente, tanto su rama aplicada como los estudios de Género) en el ámbito de las ONGs, suministrando teóricos y especialistas en la realización de proyectos para el desarrollo o bien resolviendo de forma exitosa determinados problemas en las regiones donde estos organismos actúan.

Para Petras, las ONGs colaboraron en un primer momento ayudando a las víctimas de las dictaduras militares de Latinoamérica y denunciando la violación de los Derechos Humanos. No obstante, incluso en este período se hacía evidente su estrategia: únicamente denunciaban a los regímenes locales pero nunca a los Gobiernos occidentales que les prestaban ayuda y financiación. Por otro lado, podríamos decir que las ONGs allanan el camino de las grandes multinacionales, promoviendo una falsa imagen de ayuda y progreso. Su carácter marcadamente apolítico socava la lucha sindical y económica de los países en los que trabajan, favoreciendo así el avance del neoliberalismo.

Petras continúa su alegato afirmando que las ONGs en realidad son entes gubernamentales, dado que reciben fondos de los Gobiernos. No rinden cuentas a los grupos que ayudan, sino a los Gobiernos que las financian. Su labor está muy lejos de igualar a la del Estado de bienestar, mostrando ahí sus limitaciones. La obligación de este último de velar por los derechos y la seguridad de la población se ve anulada por la labor desempeñada por las ONGs, cuya contribución a la solución de estos problemas da la sensación de que se reduce a dar limosnas. De hecho, el autor llega a comparar la actividad de las ONGs con la de los misioneros cristianos de la época del colonialismo. 

viernes, 28 de agosto de 2015

El mercado y la globalización, de José Luis Sampedro (y 4)

La desregularización estatal ha traído consigo, entre otras cosas, el auge de las privatizaciones, una mayor flexibilidad y precarierdad laboral, la concentración de grandes fortunas en pocas manos, la proliferación de los paraísos fiscales, etc. Esto ha provocado un incremento de la desigualdad en el mundo. Las estadísticas hablan por sí solas: las tres personas más ricas del planeta suman una fortuna similar al PIB de los 48 países más empobrecidos. Y otro tanto ocurre con el mundo empresarial: las exportaciones de las 100 empresas más importantes del mundo superan a las de los 120 países más pobres.

Todas estas circunstancias han hecho que surjan diferentes colectivos de protesta por todo el mundo (como los grupos antiglobalización) si bien es cierto que, como denuncia Sampedro, buena parte de los medios de comunicación (1) ofrecen una visión hasta cierto punto distorsionada de los mismos, centrándose más en los incidentes derivados de las protestas que en las reivindicaciones en sí mismas. Tampoco conviene olvidar que cada vez son más los organismos oficiales que cuestionan los métodos del liberalismo económico (“[...] el poder económico dominante y los autores a su servicio condicionan con aplastante superioridad los medios de comunicación social hasta el punto de ahogar las voces oponentes con sus técnicas manipuladoras de la información y desinformación”), poniendo en entredicho la máxima liberal de que “la globalización es imparable porque se apoya en el progreso y la técnica”. Ello puede verse perfectamente en la repercusión que tuvo la celebración del Foro de Porto Alegre (Brasil) en 2002, en donde los países en vías de desarrollo, apostaban por otro tipo de globalización que buscase solucionar los problemas sociales y reducir la desigualdad, argumentando que otro mundo “era posible” (en clara contraposición con las tesis que habían defendido los países del Primer Mundo apenas unos días antes en Nueva York).

Sampedro, en un ejercicio de anticipación, termina afirmando que se han dado pasos en positivo para solventar los desequilibrios existentes en el planeta, pero la enconada actitud de las élites de poder no facilitará el camino hacia el progreso social. El hecho de que Estados Unidos actuase de forma unilateral durante la invasión de Irak o haya pospuesto la creación de un Tribunal Penal Internacional no ha hecho más que corroborar sus tesis. Asimismo, es preciso destacar que, si bien una de las promesas de Obama era actuar contra el cambio climático (una de las consecuencias más graves de la globalización liberal), los grupos de presión estadounidenses (muchos de ellos presentes tanto en las filas de su propio partido como en el Republicano) le llevaron a prorrogar esta decisión algunos años más. Como podemos ver, la sombra de los grandes capitales es muy alargada.

BIBLIOGRAFÍA:
  • PHILLIP KOTTAK, C., (2002), Antropología Cultural, McGraw Hill Interamericana, Madrid.
  • SAMPEDRO, J. L., (2002), El mercado y la globalización, Ediciones Destino, Madrid.
  • VARIOS AUTORES, (2001), Enciclopedia Santillana: datos, hechos y nombres imprescindibles, Santillana, Madrid.
________________________
1. En un momento de la entrevista que Jordi Évole le hace a Sampedro, el periodista le dice que es muy probable que durante la pausa para la publicidad, "haya anuncios de entidades bancarias que, en el fondo, financian este programa mientras les criticamos", a lo que el economista responde: "Les hacemos un favor, porque así damos la sensación de que hay libertad. Todo forma parte del sistema".

jueves, 27 de agosto de 2015

El mercado y la globalización, de José Luis Sampedro (3)


Sampedro habla de cómo la economía tiene una "brújula orientadora" qué indica que actividades son económicamente productivas y cuáles no. Para ello, pone como ejemplo la pesca en América del Sur. Si bien es cierto que la totalidad de esas capturas pueden abastecer al Tercer Mundo, se obtiene un mayor beneficio convirtiéndolas en pienso para el ganado, el cual abastecerá de carne a los países desarrollados. El mercado, por consiguiente, solo se preocupa por aquellas actividades que sean económicamente rentables, independientemente de que sean injustas o tengan consecuencias nefastas. Otro tanto ocurre con las relaciones entre la economía y el medio ambiente, donde este último es sacrificado para obtener un mejor rendimiento y mayores beneficios. La tala de la selva del Amazonas y su conversión en tierras cultivo y ganado es una muestra de ello. 

La situación empeora cuando el sector público hace ciertas concesiones a la iniciativa privada, algo que se ve en el epígrafe “El mercado y el interés público”. Y es que hay determinados sectores que no son compatibles con la obtención de un beneficio inmediato y, por consiguiente, carecen de interés. Tal es el caso de la Sanidad y la Educación, donde en algunos países (1) han pasado de ser derechos inherentes a convertirse en bienes que no están al alcance de todos. En palabras del propio autor: “Esta sociedad tiene el dinero como referente básico. La sociedad capitalista lo convierte todo en mercancía”.

Ya entrando de lleno en el capítulo de la globalización, Sampedro se refiere a ella como “la más moderna, avanzada y amplia forma del mercado mundial”, definición que no está muy lejos de la realizada por Kottak (“Entendemos por globalización la acelerada interdependencia de los países en un sistema mundial conectado económicamente y a través de los medios de comunicación de masas y de los modernos sistemas de transporte”). Al desarrollo de la tecnología se le une la desaparición de la Unión Soviética (uno de los pocos obstáculos que detenían el dominio global de los mercados) y la desregularización del control económico por parte de los gobiernos (un auténtico mercado libre y desprovisto de barreras). Sampedro se hace eco de ello en el epígrafe “Una red mundial”, donde expone cómo las nuevas tecnologías han influido en las cotizaciones de la Bolsa gracias a la inmediatez con la que se producen las comunicaciones. Por otro lado, los Gobiernos, al desentenderse de las operaciones financieras, han abierto la puerta a los grandes grupos empresariales, cuyas decisiones repercuten en la población y la gestión pública. Tal y como habíamos visto en el mercado imperfecto de la realidad, el objetivo de estos especuladores no es el beneficio colectivo, sino multiplicar sus ganancias a cualquier precio, aunque eso signifique desestabilizar la economía de un país mediante operaciones poco claras. Nuestro autor llega a afirmar que la globalización económica no es democrática, puesto que la democracia liberal (el liberalismo político) ha dejado las manos libres a los grandes capitales privados (el liberalismo económico) sin someterlos a ningún tipo de control. Así las cosas, la ciudadanía se ve indefensa, pues los intereses del capital privado están por encima de ella y, en ocasiones, hasta del propio poder político (como es el caso de los grupos de presión en Estados Unidos). 
______________________________
1. Las medidas recomendadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y las instituciones europeas para atajar la actual crisis económica han llevado a los países del sur de Europa a una situación de alarma social que recuerda mucho a la que se vive en Estados Unidos, donde la Sanidad y la Educación no corren a cargo del Estado. De ahí que la contratación de seguros privados y el elevado coste de los estudios superiores sean algo habitual.

miércoles, 26 de agosto de 2015

El mercado y la globalización, de José Luis Sampedro (2)

Si bien es cierto que la práctica está destinada a familiarizarnos con el concepto de globalización, este no puede entenderse sin que hayamos comprendido antes el funcionamiento de los mercados y cómo funciona el capitalismo, algo que el autor explica en la primera mitad del libro y en la que nos detendremos a continuación.

En la primera parte de la obra, el autor enumera los diferentes tipos de mercado existentes: desde el mercado clásico (donde se comercia con diferentes bienes de consumo) hasta el mercado de valores (la Bolsa), pasando por las ferias locales y las transacciones basadas en negocios poco lícitos como la prostitución y el tráfico de drogas. Este apartado tiene un carácter claramente didáctico, pues nos servirá de base para comprender cómo y por qué el mundo está configurado tal y como aparece en la actualidad. Entre otros conceptos básicos, el autor nos habla de la cadena comercial y de cómo el producto va pasando de mano en mano antes de llegar al consumidor. Asimismo, se nos explica qué es un mercado de competencia perfecta y por qué existen la oferta y la demanda. Cabe destacar que Sampedro en ningún momento ataca al capital, pues lo considera necesario para el desarrollo de la economía. No obstante, distingue entre el mercado perfecto de la teoría, un capitalismo razonable en el que la actividad empresarial intenta sacar el máximo rendimiento para el beneficio de la colectividad (entendiéndose por esta los intereses de vendedores y compradores); y el mercado imperfecto de la realidad, donde entran en juego factores como la publicidad (una empresa pequeña no podrá anunciarse de la misma forma que otra que cuenta con los recursos necesarios para hacerlo), la influencia de esta sobre el comprador (que muchas consume presionado por las circunstancias) y el riesgo que corren los empresarios a la hora de vender su producto (las escasas ventas no cubren los gastos de producción y obligan a la empresa a cerrar).

Una de las ideas más interesantes de este capítulo es que, en el mundo actual, el dinero nos da la libertad de elegir. Por lo tanto, una persona sin recursos no podrá hacerlo. Sampedro pone un ejemplo muy revelador: frente a las largas colas de clientes que se formaban en los países socialistas para adquirir bienes de consumo (algo que es celebrado por los medios de comunicación conservadores para ilustrar el fracaso de las economías centralizadas), están las colas invisibles de los países capitalistas. Sencillamente, el comprador, al no tener dinero, no podrá acercarse a la tienda para consumir, de ahí que podamos hablar de un drama silencioso. Asimismo, y como ya hemos visto, las empresas también se ven hasta cierto punto perjudicadas ante los excesos de la especulación y el poder. No podemos obviar el papel de los monopolios, los cuales arrojan del mercado a las empresas más pequeñas ni cómo las grandes multinacionales aprovechan los resquicios de la legislación de un país para gozar de beneficios fiscales (“ […] los poderosos directivos y sus grandes empresas avanzan en la vida pateando triunfantes por encima de los pueblos”). 

martes, 25 de agosto de 2015

El mercado y la globalización, de José Luis Sampedro (1)

Pese a que se dio a conocer al gran público en la última etapa de su vida, José Luis Sampedro (1917-2013) está considerado como uno de los teóricos económicos más importantes del primer tercio del siglo XXI. Crítico con el actual sistema económico (1) y simpatizante de movimientos sociales como el 15M, el discurso de Sampedro destaca por la claridad de sus ideas y la fuerza que impregna a las mismas (algunas notas de prensa que se publicaron tras su muerte le describen como un Don Quijote contemporáneo con una mentalidad lúcida(2), así como por su gran humanismo y cercanía (3). Algunos de estos rasgos están presentes en varios de sus escritos, pero es en su obra “El mercado y la globalización” donde se aprecian con mayor nitidez.

Escrito poco después de los atentados del 11S contra las Torres Gemelas, “El mercado y la globalización” nos muestra cómo las estructuras económicas controlan el mundo en su propio beneficio y utilizan el fenómeno de la globalización para llegar a todos los rincones del planeta. Los mercados, según Sampedro, solo se preocupan por obtener el máximo rendimiento en sus inversiones, independientemente de que estas tengan consecuencias en terceros. Así, mientras las élites económicas son cada vez más poderosas y acaparan más capital, una buena parte de la población mundial vive bajo el umbral de la pobreza. 

El libro está dividido en dos partes: una relativa al funcionamiento de los mercados, donde el autor nos explica algunos conceptos de teoría económica, así como una breve historia del capitalismo y por qué el sistema actual es insostenible; y una segunda dedicada por entero a las consecuencias de la globalización, término que el autor califica como falaz y perverso, pues se nos da a entender que toda la Humanidad se beneficia del progreso técnico y económico cuando en realidad no es así (“el vocablo globalización es ciertamente moderno y muy atractivo al sugerir algo global, es decir, común a todos”). Para ello, Sampedro pone como ejemplo la barquilla de un globo que se eleva en el aire y en la que solo viajan unos pocos privilegiados mientras los demás se limitan a observar. Este tipo de símiles será una constante a lo largo de toda la exposición, puesto que, en un momento dado, Sampedro ironiza al decirnos cómo los partidarios de la globalización sostienen que Internet es una herramienta útil para encontrar trabajo en uno mundo cada vez más digitalizado y moderno, pero cuyas estructuras siguen siendo tan injustas como las del pasado (“[...] eso es algo tan capcioso como afirmar que la Santa Inquisición cristiana hubiera sido nueva, distinta y conveniente para todos si, para quemar a los herejes, hubiese usado la silla eléctrica en vez de la hoguera de leña”).
_________________________
1. "José Luis Sampedro: marxismo "light" para cambiar el sistema".  Edición digital del diario ABC [Juan T. Delgado, 09/04/2013].
2. Está todo muy bien tramado para dominar, para que no tengamos una democracia". El artículo puede consultarse en la web de Eldiario.es [Javier Gallego, 10/04/2013].
3. De obligada referencia es la entrevista que Jordi Évole le hizo en el programa Salvados y que fue emitida de forma íntegra por La Sexta poco después de su fallecimiento.

lunes, 24 de agosto de 2015

El mito del salvaje (y 2)

El hecho de que la concepción del “salvaje” sea una imagen instalada en el pensamiento colectivo lleva a Bartra a hablar de Rousseau. El autor pone en duda el hecho de que este último haya sido uno de los fundadores de la Antropología, argumentando que la idea que el pensador francés tenía de los pueblos salvajes no se correspondía con la realidad, sino con una percepción idealizada y, por lo tanto, errónea. Bartra afirma que el pensamiento rousseanino marca claramente los límites de la disciplina. Asimismo, las teorías del pensador francés no serían aplicables a los pueblos primitivos sino a la sociedad europea de su tiempo. Rousseau utilizaría a las poblaciones aborígenes no para estudiar su cultura, sino para criticar las estructuras occidentales. El filósofo francés confrontaría la corrupción generalizada de su mundo frente a la inocencia y la ingenuidad de las sociedades primitivas, muy cercanas a los preceptos del cristianismo tal y como lo concibió Jesús y, por consiguiente, el modelo a seguir.

Bartra, en un ejercicio de imparcialidad, nos propone alejarnos de los estereotipos negativos propios de una mentalidad colonizadora y de las bondades propuestas por la Ilustración, algo muy difícil teniendo en cuenta el arraigo que ha tenido la idea del salvaje o del “Otro” en la cultura europea. Ahora bien, como ya comentamos al principio, el autor no solo tiene en cuenta la visión occidental sino también la de otras culturas (aborígenes, principalmente). Cabe destacar el ejemplo que el autor nos da del investigador francés Pierre Clastres, quien durante sus viajes por el Orinoco fue acogido por una tribu y presentado al resto de la comunidad como un hombre peludo y extraño, imagen que no está muy lejos de la que tiene la imaginería popular occidental de un hombre salvaje.

Pese a todo, los antropólogos todavía siguen siendo hijos de su tiempo y la búsqueda de una comunidad cultural que se asemeje a lo que el imaginario colectivo entiende por salvaje sigue viva. Tal es el caso de la tribu de los Tasaday, la cual fue descubierta durante la década de 1970 y de la que se dijo que era una de las últimas tribus no contactadas del planeta. Sus hábitos de vida se asemejaban bastante a lo que muchos entenderían por salvajismo, pero el mito se vino abajo algunos años después, cuando se supo que disfrutaban de las comodidades de la civilización. Otro tanto ocurre con la búsqueda de seres criptozoológicos como el Yeti, cuya imagen tal vez podría asemejarse a la que tenían las gentes del pasado de una cultura salvaje y desconocida. En ambos casos, la influencia el mito del salvaje ha jugado un papel fundamental.

BIBLIOGRAFÍA:
  • VARIOS AUTORES, Geografía e Historia. El mundo: grandes paisajes / Europa hasta el año mil. Santillana, Madrid, 1996.
  • VARIOS AUTORES, Geografía e Historia. El mundo: gentes y paisajes / Europa desde el año mil a las revoluciones. Santillana, Madrid, 1997.
  • VARIOS AUTORES, Enciclopedia Santillana: datos, hechos y nombres imprescindibles, Santillana, Madrid, 2001.
  • VARIOS AUTORES, Historia del Mundo Contemporáneo. Edebé. Barcelona. 2002.

domingo, 23 de agosto de 2015

El mito del salvaje (1)

El siguiente texto tiene como principal finalidad mostrarnos hasta qué punto ha influido la imagen del hombre salvaje tanto en el desarrollo de la cultura occidental como en la propia Antropología. Para ello, Roger Bartra pondrá de manifiesto cómo la primera ha influenciado sobre las investigaciones de la segunda. Así las cosas, el artículo girará sobre dos ideas fundamentales: 1) la imagen del salvaje en el desarrollo de la cultura europea y 2) cómo esta idea se extiende hacia otras sociedades -especialmente las consideradas primitivas-, las cuales también ven al recién llegado como un elemento extraño que puede ser motivo de burla (Bartra pone como ejemplo las investigaciones de Clastres en el Orinoco y Poirier en Hubei) o bien puede ser considerado un peligro para la tribu (en este caso, se nos habla de las danzas de carnaval de los indios tzeltales o la legendaria historia de Juan Salvajito). En cualquier caso, tanto las ideas preconcebidas que tenemos del salvaje como la imagen fantasiosa que le rodea (de ahí que el autor hable de mitos) son comunes a todas las comunidades humanas, ya estén civilizadas o no.

Para empezar, el autor nos plantea que la imagen que han tenido los europeos del salvaje no es posterior a su colonización y conquista de los demás continentes (él mismo habla de las diferentes etapas que se han ido sucediendo desde el primer contacto entre salvajes y europeos (1): el descubrimiento, etapa que coincide con la exploración del Nuevo Mundo; el entusiasmo y los elogios que recibieron por parte de los filósofos de la Ilustración (tal y como fue el caso de Rousseau), que veían en ellos un modelo de vida puro y libre de cualquier estigma; y el minucioso estudio al que fueron sometidos por parte de los etnólogos durante el siglo XIX, época en la que ingleses y franceses forman sus grandes imperios coloniales), sino que se trata de una idea que ya había estado presente en el pensamiento medieval. Bartra nos habla, por lo tanto, de un sentimiento fuertemente arraigado en la sociedad europea y que forma parte de su identidad.

Bartra evoca muchas veces el pensamiento medieval para referirse a la imagen que los habitantes de esa época tenían de lo desconocido y lo mítico. El ejemplo no es casual, dado que la homogeneidad de la sociedad medieval excluía precisamente a aquellos que vivían al margen de la comunidad. Asimismo, los bestiarios y libros de viajes mostraban a las culturas ajenas a la europea como gentes extrañas (en algunos casos, con rasgos animales) o bien directamente como monstruos.

Conviene recordar que todas las civilizaciones han tenido su propia idea del hombre salvaje (en clara contraposición con la del hombre civilizado). Esta concepción difiere en cada cultura y en cada época. No obstante, determinados rasgos de una cultura son adoptados por otras. De esta forma, si bien los romanos y los griegos trataban a los pueblos limítrofes como bárbaros (en el sentido de que era gentes sin civilizar), los grandes imperios europeos de la Edad Moderna y Contemporánea veían a las pueblos colonizados como culturas carentes de inteligencia  y sumidos en la barbarie a las que había que tratar con cierto paternalismo. De ahí que Bartra hable de “territorios míticos poblados de marginales, bárbaros, enemigos y monstruos: salvajes de toda índole que constituyen simulacros, símbolos de los peligros reales que amenazan al sistema occidental”.
___________________________
1. En el caso de Canarias, diferentes intelectuales hicieron un estudio pormernorizado de las poblaciones aborígenes a través de las etapas que menciona Bartra en su artículo: Alonso de Espinosa y Leonardo Torriani durante los años posteriores a la Conquista, Viera y Clavijo en el siglo XVIII y Sabino Berhelot durante el siglo XIX.

sábado, 22 de agosto de 2015

La madre vaca (y 3)

Aunque parezca algo risible, también hemos de dar importancia al uso que la población hace de las boñigas. Como fuente de energía, los excrementos de vaca son más económicos y accesibles que los compuestos químicos occidentales. A la hora de realizar la comida, muchas mujeres indias los prefieren a estos últimos. Asimismo, la boñiga también hace las veces de aislante en las viviendas, cubriendo el suelo de la casa de una película que, entre otras cosas, impide la formación de polvo. Por otro lado, muchas personas se dedican a la recolección de excrementos de vaca, lo que les permite recibir el sustento necesario para vivir.

Harris no pasa por alto el tema de la distribución de la tierra y su beneficio. La competitividad entre vacas y humanos por el "control" de las tierras es un mito, dado que las primeras no solo consumen los alimentos que crecen en el campo, si no los desperdicios que los hombres dejan desperdigados por las ciudades. Si tenemos en cuenta que las vacas deambulan por cualquier lugar del subcontinente (Harris habla de embotellamientos y atascos en el tráfico urbano) este planteamiento no debe extrañarnos. Asimismo, las vacas no consumen lo que los hombres siembran, sino aquellos desechos que no son comestibles para estos últimos (cáscaras, briznas de paja, entre otros).

Harris concluye afirmando que, si bien el sistema de organización social hindú es bastante restrictivo, sustituirlo por un sistema occidental no sería sinónimo de progreso y eficiencia. Con todo, sería preciso modificar parte de su estructura para que así la población tenga un mayor acceso a la riqueza, así como fomentar políticas equitativas. Solo así los niveles de bienestar de la población india podrían mejorar. Hasta entonces, y citando a Harris, “el supuesto de que podemos lograr que funcione mejor todo el sistema atacando simplemente su conciencia es ingenuo y peligroso”. Y termina diciendo que, ante esta coyuntura, “es mejor dejar las cosas como están”.

BIBLIOGRAFÍA:
  • HARRIS, M., Vacas, cerdos, guerras y brujas. Los enigmas de la cultura. Alianza Editorial, Madrid, 2001.
  • PHILLIP KOTTAK, C., Antropología Cultural, McGraw Hill Interamericana, Madrid, 2002.
  • VARIOS AUTORES, Enciclopedia Santillana: datos, hechos y nombres imprescindibles, Santillana, Madrid, 2001.

viernes, 21 de agosto de 2015

La madre vaca (2)

Para defender sus postulados, Harris se centra principalmente en los aspectos económicos. Los bueyes son los principales animales de tiro de los ganaderos indios. Su escasez en un país donde el sector primario tiene una especial relevancia puede suponer una baja producción agrícola y, por consiguiente, el desabastecimiento de buena parte de la población. Quien posea una vaca, podrá criar terneros que se convertirán en bueyes. Así, el sacrificio del ganado vacuno durante las épocas de sequía puede ser contraproducente. Es cierto que esta medida podría paliar el hambre en un primer momento pero, con el retorno de las lluvias, los campesinos se quedarían sin animales que les permitieran arar el campo. Si todos los campesinos indios tomasen la decisión de sacrificar a sus animales, no hay duda de que el país se encontraría ante un desastre económico. Es preferible pensar en el largo que en el corto plazo.

Siguiendo esta línea, la industria cárnica es un negocio poco rentable para la India. Sería muy costoso para la economía dedicar ingentes cantidades de tierras para que el ganado pudiera pastar, dado que eso encarecería el precio final del producto. Con una población con altos índices de pobreza, la carne estaría totalmente fuera de su alcance.

¿Y qué hacer después de que el animal muera? ¿Por qué no se consume su carne? Harris se encarga de darnos la respuesta: las castas inferiores (los llamados “intocables”) se alimentan de la carne a modo de carroña. Asimismo, estos grupos trabajan en la realización de objetos derivados del cuero, fomentando así el sector artesanal.

Por otro lado, parte del sector agrícola de La India carece de infraestructuras como las que tenemos en Occidente. Los campesinos indios no pueden acceder a maquinaria moderna ni a los compuestos químicos que han sustituido a los abonos naturales. La introducción de una industria agrícola y ganadera occidentales modificaría no solo la producción, sino toda la estructura social del país. El uso de tractores obligaría a miles de campesinos a quedarse sin empleo, los cuales iniciarían el éxodo a la ciudad en busca de nuevas oportunidades laborales -esta situación no es nueva, dado que Occidente, en su transición de una sociedad agrícola a otra industrial, protagonizó un fenómeno similar-. Con unas ciudades ya de por sí atestadas de gente y unos índices demográficos que amenazan con desbancar a los de China en la próxima década, el orden socio-económico se vería seriamente afectado y el país se colapsaría.

jueves, 20 de agosto de 2015

La madre vaca (1)

El fragmento a analizar corresponde a uno de los epígrafes del libro de Marvin Harris "Vacas, cerdos, guerras y brujas. Los enigmas de la cultura", obra en la que el autor trata de desmitificar algunas cuestiones relacionadas con la religión y la sociedad en otras culturas, procurando darle a sus planteamientos un carácter utilitario y comparando (al menos en el caso de “La madre vaca”) el modelo de vida de las sociedades estudiadas con el de Occidente.

Con un tono sencillo e incluso con algo de ironía -sin abandonar por ello una actitud  seria y académica-, el autor se propone demostrarnos la razones que se esconden detrás de algunos comportamientos religiosos inexplicables para el mundo occidental, así como buscar una respuesta práctica a los mismos en lugar de anteponer la ya consabida fórmula de "Es cosa de sus dioses" o "Es cosa de su religión". El propio Harris afirma que semejante respuesta es el primer paso para dejar de buscar otras. Así, del mismo modo que nos hemos acostumbrado a darle a estas cuestiones unas explicaciones de carácter místico, bien podrían tener una respuesta muchísimo más material y mundana. El principal objetivo de la obra es encontrar esta última, por muy difícil que sea.

La carrera de Harris como antropólogo está ligada a su empeño por explicar esta disciplina desde el punto de vista del materialismo cultural, teoría que explica las similitudes y diferencias de las sociedades humanas a partir de la cultura material y su repercusión en el mundo sociocultural. En este artículo, Harris se plantea por qué las vacas son tan reverenciadas en la India mientras parte de su población se encuentra bajo los umbrales de la pobreza, un planteamiento que, ya sea por comodidad o desconocimiento, está muy arraigado en Occidente (etnocentrismo).

El culto que los indios profesan a las vacas no es una cuestión baladí, encontrando su reflejo en el interminable conflicto entre indios y pakistaníes. Antes de que se produjera la descolonización de los dos países, ambas comunidades se peleaban entre sí por esta cuestión. Cuando llegaba el momento, los musulmanes sacrificaban sus cabezas de ganado, lo que provocaba la ira de la población hindú. Harris nos pone como ejemplo los disturbios ocurridos en Bihar en 1917, donde el conflicto desembocó en una autentica batalla campal en la que murieron una treintena de personas y varias aldeas musulmanas fueron saqueadas. El propio Gandhi procuró darle a su lucha un carácter en el que el vegetarianismo y el respeto hacia los animales jugasen un papel fundamental, evitando así que el pueblo indio se corrompiese tras varios años de contacto con el Imperio Británico y sus políticas industriales.

miércoles, 19 de agosto de 2015

Antropología: etnicidad y grupos étnicos

Etnicidad y grupos étnicos
  • Se trata de uno de los temas más actuales de Antropología Social.
  • En Europa, el interés por el tema se ha reavivado.
  • Aspectos políticos: auge de los nacionalismos y las guerras étnicas (Yugoslavia, Irlanda, Turquía, Ruanda, Israel...).
  • Definición: la etnicidad no tiene un significado claro en el Diccionario (“La esencia de un grupo étnico”, “La cualidad de pertenecer a una comunidad”, “Lo que se tiene si se está en un grupo étnico”...).
  • Diferentes concepciones de la etnicidad: raciológica, cultural...
  • Actualmente, para Kottak,la etnicidad puede definirse como “sentirse parte de un grupo étnico e identifircarse con él por un lado al tiempo que se excluye a otros grupos en busca de dicha identificación y afiliación”. Para Eriksen, podemos definir la etnicidad como “las relaciones entre grupos que se consideran a sí mismos y son considerados por otros como distintos”.
  • Nash habla de señales frontera, es decir, de mecanismos para hacer visibles las fronteras o límites de un grupo étnico, la pertenencia al mismo. Las tres principales señales serían el parentesco (la supuesta unidad biológica y de origen del grupo), la comensalidad (la conveniencia de comer todos juntos y lo que se deriva de ello) y el culto común. Nash habla de otros factores como la lengua, el aspecto físico y el vestido.
  • Hutchinson y Smith señalan seis rasgos compartidos (aunque en grados variables) por los grupos étnicos: nombre, mitos de origen, memorias compartidas, cultura común, patria y solidaridad. Se da mucha importancia a la identificación subjetiva de los individuos. Otro elemento es la relación don el pasado.
1. Un nombre propio común: para identificar y expresar la esencia de continuidad.

2. Un mito de una ascendencia común: más mito que hecho y que incluye la idea de un origen común en el tiempo y el espacio y que le da un sentido de parentesco ficticio.

3. Memorias compartidas de un antepasado común: héroes, eventos y su conmemoración.

4. Uno o más elementos de una cultura común que incluyen la religión, las costumbres, el idioma...

5. Una reunión con la patria: no tiene que haber una ocupación física por parte de la etnia, sino que basta con una ligazón o unión simbólica con la tierra ancestral.

6. Sentido de solidaridad sobre parte de al menos algunas secciones de la comunidad.

El conflicto étnico
  • Prejuicios: minusvalorar a un individuo por motivos de comportamiento, valores, atributos o capacidades. Ideas negativas.
  • Discriminación: a distinguir entre “de facto” o “de iure”.
  • Caso de Ruanda.
  • Xenofobia: miedo/odio a los extranjeros (xeno /extranjero/ - fobia /miedo).
  • Caso de Canarias: fenómeno de la inmigración ilegal. Años 90: auge de la inmigración en patera. Aumento de la demanda, política y pública de información objetiva sobre el fenómeno inmigratorio y sus dimensiones. Creación de foros, comités de expertos, etc. Los países de los que emigran estas personas están en una situación macroeconómica desfavorable y general excendets de mano de obra, de tal modo que los inmigrantes inician el proceso migratorio por motivos económicos. Canarias es una zona de tránsito hacia las grandes capitales europeas.
  • Históricamente han existido vínculos migratorios y culturales que han fomentado en Canarias la inmigración de determinados orígenes. Las redes sociales y de género parecen importantes a la hora de tomar la decisión de emigrar. La semejanza entre Canarias y el país de origen es uno de los motivos que los hace emigrar.
  • Los estereotipos: Van Dijk estudió los prejuicios defendidos en los medios de comunicación de masas en Bélgica. En Canarias. Otro trabajo importante es el de Alberto Ardevol sobre el tratamiento fotográfico dado al tema de la inmigración en la prensa canaria.
  • Discursos alarmistas: PP (“Aumento de la delincuencia”), PSOE (“Desbordamiento de la capacidad de carga”), CC (“Pérdida de identidad”). La Iglesia (“Racismo cultural”).

martes, 18 de agosto de 2015

Antropología: estrategias de adaptación y sistemas económicos (y III)

Industrialización:
  • Desarrollo de los intercambios comerciales. Surge en el siglo XIX en Europa y se extiende por todo el globo. Supuso el crecimiento urbano donde se concentraban los factores de producción (materias primas, vías de transporte...), un incremento de la productividad de la agricultura, la ganadería y la pesca, el consecuente agotamiento de los recursos y un incremento de la población. Plantea problemas como la cultura del sobreconsumo y el derroche (obsolescencia programada), dependencia de la alta tecnología a costa de los trabajadores manuales (cada vez menos y más mecánicos) y la insostenibilidad del propio sistema (el uso de las energía fósiles produce contaminación).
Apéndice: la pesca artesanal: una actividad cinegética peculiar
  • Se trata de una actividad que entraña un riesgo. Especial relevancia de los conocimientos que permitan  garantizar la supervivencia y la productividad. Largo aprendizaje durante la infancia. No es una actividad de autosuficiencia.
  • Tipos de pesca: 1) marisqueo y pulpeo (artes activas, modalidad selectiva y poco intensiva), 2) cordel y caña (arte activa, modalidad selectiva, depende del tamaño del anzuelo, la carnada, el fondo donde se pesque y la profundidad), 3) redes (arte intensivo, puede ser activo y pasivo), 4) nasas (arte pasivo, intensivo y poco selectivo. Provoca daños medioambientales -como la erosión de los fondos- y requiere mayores embarcaciones e inversiones), 5) fusiles (arte activo, selectivo y más o menos intensivo, dependiendo de la autonomía) y 6) palangres (arte pasivo, muy intensivo y más o menos selectivo).
  • Tendencias: concentración y crecimiento de las unidades productivas en base a la innovación. Desarrollo hacia la pesca industrial.
  • Intensificación pesquera: sobrepesca (ecosistemas frágiles) y desaparición o diversificación de capturas (ciclo anual y establecimiento de vedas).
  • Las reservas marinas como modelo de conservación del ecosistema: iniciativas que surgen a partir de los años 60 (Confrencia Mundial sobre Parques Naturales de Seatle, 1962). Los países costeros debían crear parques naturales en las zonas submarinas de valor ecológico. En 1970 había 118 áreas marinas protegidas en 27 países. En 1980 ya eran 319. En algunos casos, muchas poblaciones locales dedicadas a la pesca han visto cómo su actividad se ha visto regulada por las restricciones y reglamentos de las reservas.

lunes, 17 de agosto de 2015

Antropología: estrategias de adaptación y sistemas económicos (II)

La agricultura:
  • Conjunto de técnicas y conocimientos para explotar la tierra. Se trata de una estrategia de adaptación que consiste en el dominio de las especies vegetales.
  • Efectos: transformación de las sociedades sedentarizadas, la propiedad deja de ser un derecho solo sobre objetos móviles para adoptarse también a los inmuebles, mayor densidad de población, división del trabajo, surgimiento de una sociedad más compleja con actividades artesanales y comerciales especializadas. Surgen los asentamientos agrícolas. Los conflictos por la interpretación de las lindes en propiedad dan origen a los primeros sistemas jurídicos y gubernamentales. Aparecen los Estados.
  • Se produce una transición, generalmente gradual, desde la economía de caza y recolección a la agrícola. A pesar de sus ventajas, algunos antropólogos piensan que supuso una reducción de la variedad en la dieta, creando un cambio en la evolución de la especie humana hacia individuos más vulnerables.
Tipos de cultivo: 

1. Horticultura (basado en el sistema de tala y quema, así como en el barbecho a largo plazo y el uso de herramientas simples como azadas, bastones y hachas).

2. Agricultura de secano (cultivo de cereales y capacidad de crear muchos excedentes, barbecho a corto plazo -campos dividido en terrenos cultivados en los que se deja siempre una parte sin labrar para que se vaya reponiendo del desgaste-, uso de herramientas más complejas, como el arado con animales de tiro)

3. Agricultura de regadío (permite cultivar en zonas donde no se podía, cultivos permanentes, aceleramiento del crecimiento vegetal, inversión en obras de acondicionamiento del terreno (canales de riego, terrezas...), gran productividad a costa de un gran esfuerzo.

El comercio y los intercambios:

Distinguimos al menos tres tipos de intercambio:

1. Recíproco: El flujo de servicios y productos del trabajo no parecen depender de un contrato definido.

2. Redistributivo: Los productos del trabajo son utilizados, clasificados y redistribuidos equitativamente.

3. Mercantil: Intercambio de productos de similar valor (trueque primitivo) a un precio (valor monetario según la oscilación del mercado).

Intercambio recíproco: No hay ninguna devolución inmediata, no se efectúa ningún cálculo de valor de los servicios y productos intercambiados, no se reconocen abiertamente este tipo de cálculos ni la necesidad de que la balanza acabe nivelándose.

Intercambio redistributivo: Encontrados dos modelos: el igualitario y el estratificado. En el modelo igualitario, el redistribuidor  ha trabajado más duro que nadie, guarda para sí la parte más pequeña o nada, carece de poder para obligar a intensificar la producción, los aportes al fondo común son voluntarios y los productores recuperan un parte o todo de lo aportado. En modelo estratificado, el redistribuidor se abstiene de trabajar, se queda con la mayor parte y acaba siendo más rico, tiene poder para intensificar la producción, la aportación es obligatoria, los productores son recuperan una parte y dependen de la buena voluntad del redistribuidor.

Intercambio de mercado: Es preciso distinguir entre mercados rudimentarios y mercados desarrollados. Si bien en el primero los individuos se reúnen para intercambiar artículos o servicios y puede haber trueque, en los segundos existen el dinero y los precios para todo lo que se produce y consume, especificándose la cantidad, tiempo y forma de pago.

domingo, 16 de agosto de 2015

Antropología: estrategias de adaptación y sistemas económicos (I)

 Estrategias de adaptación y sistemas económicos

Las estrategias son patrones formados por los diversos ajustes que realizan los seres humanos para sobrevivir.
  • Yehudi Cohe: Las sociedades con estrategias adoptivas similares tenían patrones culturales similares (ejemplo: pescadores y pastores).
Distinguimos seis tipos de estrategias adaptativas:

1) Forrajeo, caza y recolección.
2) Pastoreo.
3) Horticultura.
4) Agricultura.
5) Mercantilismo (comercio).
6) Industrualismo.

Forrajeo, caza y recolección:

Estrategia de adaptación más antigua. Se sigue practicando en la actualidad de forma marginal. La mayoría de las sociedades se pasaron a la producción, quedando esta actividad reducida a aquellas regiones donde había algún tipo de obstáculo para la producción. En la actualidad encontramos este tipo de sociedades en el África meridional (tribu de los san) y en regiones del ecuador del continente. También hay casos en archipiélagos alejados (Magadascar, Malasia, Filipinas y ciertas islas de la India) o en las zonas árticas (como los lapones en Europa y los inut en América del Norte). Suelen vivir en sociedades organizadas en bandas (pequeños grupos con menos de un un centenar de personas relacionadas entre sí por lazos de parentesco y matrimonio). El parentesco tiene mucha importancia, incluso el ficticio (los tocayos san se tratan como hermanos) y la organización y división del trabajo suele basarse en el género y la edad. Su movilidad suele ser alta, puesto que son nòmadas que se desplazan por los territorios en busca de recursos. No existe la propiedad privada de los recursos. Los jefes de las bandas no se diferencian económicamente del resto.

Pastoreo:

Estrategia de adaptación consistente en la domesticación y mantenimiento de animales recurriendo a su conducción por ecosistemas naturales para su explotación y consumo. Su antigüedad es similar a la de la agricultura (en torno a los 10.000 años). Es una actividad que ha ido decayendo pero que todavía sigue persistiendo en algunas partes del mundo (como el norte de África, Oriente Medio, Asia y el África subsahariana). Estrecha relación de simbiosis con el ganado (los pastores protegen a sus animales para asegurar su reproducción a cambio de alimentos y otros productos). Debido a que resulta imposible buscar la subsistencia en estos animales, la mayoría de los pastores complementan su dieta mediante la caza, la pesca, la recolección, el cultivo o el comercio. Los pastores también hacen unos de sus animales para alimentarse. Un ejemplo de sociedad pastoril la encontramos en Kenia y Tanzania con los Massai. Las sociedades pastoriles se caracterizan por su nomadismo y trashumancia (diferencias entre ambos: mientras que los pastores nómadas trasladan consigo a toda la población, las sociedades trashumantes solo se mueven con su ganado). Los rebaños tienden a desplazarse para utilizar los pastos disponibles en lugares concretos en diferentes estaciones. En el caso de los pastores canarios, conocen todo tipo de conocimientos orográficos, veterinarios, artesanos, económicos y políticas relacionadas con su actividad.

sábado, 15 de agosto de 2015

Antropología: imperialismo y globalización (y II)

Dos formas de entender el mundo:
  • Foro Económico de Nueva York: centrado en cuestiones económicas y financieras. Tuvo como asistentes a políticos, agentes finacieros, banqueros, empresarios...
  • Foro de Porto Alegre (Brasil): “Otro mundo es posible”. Centrado en los debates más candentes sobre los problemas sociales. Movimiento crítico con la globalización neoliberal. Se acuña el término “Altermundismo”.
  1. Tesis sostenida por el Fondo Económico de Nueva York: La globalización es la única vía para acabar con el paro. Es inevitable porque es consecuencia del progreso técnico.
  2. Tesis sostenida por el Foro de Porto Alegre: “Cuánto más crece la globalización, más ganan los ricos y peor están los pobres”. Bastaría con orientar el progreso técnico hacia el interés social pensando en todos para organizar otra globalización.

viernes, 14 de agosto de 2015

Antropología: imperialismo y globalización (I)

Globalización versus Imperialismo
  • Ambos son términos sinónimos desde 1950: “mundialización”, “occidentalización”, “modernización”...
  • En esta primera parte del temario, nosotros nos centraremos en la globalización.
  • “La globlalización es un proceso que afecta a la comprensión del mundo y a la intensificación de la conciencia del mundo como un todo de un sentido global (Robertson, 1992).
  • Desde un punto de vista más crítico, es un término rescatado a mediados de los años 90 para definir el nuevo orden internacional, alejándolo de la crítica implícita de los conceptos marxistas tradicionales de capitalismo e imperialismo, una tercera palabra que permitiera arrinconar a las otras dos.
  • “El imperialismo como fase superior del capitalismo” (Vladimir Ilich Lenin). Lenin considera que el imperialismo es la fase monopolista del capitalismo: “Ha empezado el reparto del mundo por los “trusts” internacionales y ha terminado el reparto de toda la tierra entre los países capitalistas más importantes”.
  • El concepto es un conjunto de relaciones económicas, impregnadas de rasgos negativos al que repentinamente se les ha dado un baño de estricta neutralidad y estimulantes contenidos.
  • Fases del capitalismo según el marxismo: 1) Capitalismo comercial (ubicado en el Renacimiento); 2) Capitalismo industrial (revoluciones liberales-siglo XIX); y 3) Capitalismo financiero (a partir del siglo XX: fusión del capital industrial con el capital bancario).
Características del capitalismo actual:

1) Neoliberalismo: desarrollo de los intercambios comerciales, desaparición de las barreras aduaneras (sobre todo en los países pobres), flexibilización laboral, fragmentación de las actividades productivas, control a distancia, mayor rapidez y eficacia de los modelos de transporte y comunicación...

2) Alto nivel de la especialización: los recursos asignados a operaciones especulativas son 60 veces mayores que aquellas que implican compraventa efectiva de bienes y servicios.

3) Generalización de las privatizaciones y de paraísos fiscales a escala planetaria (desregularización de los controles estatales, comisión de impuestos, control de información...).

4) Aceleración de la fusión de capitales y concentración de la riqueza en menos manos: cualquiera de las 100 empresas más grandes muestran un volumen en ventas que superan las exportaciones de los 120 países más pobres. Las fortunas de los tres seres humanos más ricos del planeta equivalen a la riqueza de los 48 países más empobrecidos.

5) Aumento de la pobreza y la miseria a nivel mundial: 3.000 mil millones de personas malviven con menos de dos euros al día, 900 millones no disponen de servicios médicos, 325 millones de no escolarizados, 850 millones de analfabetos...

jueves, 13 de agosto de 2015

Antropología: teorías de la cultura (y III)

Etnocidio: Desaparición o desintegración cultural de un grupo étnico por asimilación total de otra sociedad o cultura dominante.

Etnocentrismo: Superioridad de una cultura sobre otra. Así, en determinadas regiones, la cultura occidental etnocentrista ha pretendido sustituir las culturas primitivas por su propia cultura, que considera superior. Occidente se ha hecho “etnocida” porque se considera a sí mismo “la civilización”. Las culturas son entendidas como escalones evolutivos (salvajismo, barbarie y civilización).

EL MATERIALISMO CULTURAL: Afín al marxismo y al materialismo histórico. El enfoque incluye tanto una teoría de la cultura como algunos conceptos auxiliares: infraestructura, estructura y superestructura. La infraestructura constituye el conjunto de técnicas destinadas a la obtención de los medios de subsistencia  y al control del tamaño de la producción. La estructura es la forma en la que la sociedad distribuye e intercambia los bienes e incluye la economía doméstica y la economía política. La superestructura hace referencia al mundo simbólico y a los mitos de esos pueblos. La tesis fundamental del materialismo cultural de Marvin Harris se basa en que la infraestructura es el factor que tiene más peso en el desarrollo cultural. Las innovaciones infraestructurales más eficaces son las que tienen más posibilidades de ser seleccionadas para el mejor desarrollo de esa sociedad.

ESTRUCTURALISMO: Tiene a Claude Levi-Strauss en su máximo exponente. El estructuralismo está interesado en la naturaleza humana y en el análisis de los mitos culturales. Tomará como referencia la lingüística. La aplicación del método de la lingüística estructural a la Antropología Cultural llevó a este autor a estudiar las manifestaciones particulares de las culturas y señalar las semejanzas entre ellas. Estas estructuras son universales. La obra principal de Levi-Strauss es “Tristes tópicos”, donde habla de sus viajes e investigaciones. Levi-Strauss fue un defensor radical del relativismo cultural, cuyos argumentos pueden verse en el trabajo “Raza y cultura”, proyecto auspiciado por la ONU después de la II Guerra Mundial. Los detractores del estructuralismo señalan que sus planteamientos son muy formalistas y que se alejan de lo que sucede en la realidad. Asimismo, corre el riesgo de ser ahistórico y anacrónico. Es más bien filosófico y psicológico que sociológico o antropológico.

ECOLOGÍA PROCESUAL: Surge en torno a la década de los 70 para solventar las carencias del enfoque neofuncionalista. Teóricos como Bennett, McCay y Orlove reconocieron la complejidad de las sociedades actuales que no se ven constreñidas a las limitaciones del entorno. La utilización de la analogía biológica plantea serios problemas cuando se aplica a sociedades complejas. El entorno no es visto como una entidad estática o en equilibrio dinámico, sino que es teorizado como un conjunto de acontecimientos, azares, problemas y oportunidades. La unidad de análisis no serán las poblaciones locales, sino los individuos, ya que estos son los que tienen el poder de decisión. Son los que eligen qué hacer ante un problema determinado. Las estrategias son los patrones de comportamiento que de forma independiente cada individuo asume ante problemas concretos que tiene que solucionar. Estas posibilidades de opción de los sujetos son los que originan y explican los cambios dentro de comunidades las abiertas en las que se producen relaciones de causalidad múltiple. El enfoque procesual es una herramienta que facilita la realidad social cambiante partiendo de la identificación de problemas y del análisis de las respuestas (los procesos de adaptación de los individuos ante estos). Todos estos cambios y procesos de adaptación terminan por conformar una nueva sociedad, con unos nuevos patrones culturales distintos.

miércoles, 12 de agosto de 2015

Antropología: teorías de la cultura (II)

La naturaleza humana es universal: todos los seres humanos son iguales y las diferencias culturales se deben a factores como el clima, el medio o la alimentación. Las sociedades civilizadas actualizadas son producto de una evolución de formas más sencillas de organización a formas más complejas.

ILUSTRACIÓN: Imagen del Buen Salvaje. Idealización del estado natural y de la vida del aborigen.
  • Crisis de la Ilustración. A comienzos del siglo XIX, las tesis ilustradas van a ser abandonadas. El desarrollo de la biología con las teorías de Lamarck y Darwin planteaban que la naturaleza humana no era universal y que había sufrido una evolución.
RACIOLOGÍA: La naturaleza no es universal. Existen diferencias innatas entre los seres humanos. Diferencias biológicas. La capacidad intelectual, civilizatoria o cultural de los pueblos dependía de la capacidad craneana. Los trabajos de P. Broca o Vernau fueron en esa línea. Fue el siglo de la antropometría, la taxonomía y la frenología.
  • Crisis de la raciología: Desde comienzos del siglo XX las tesis van a ser rebatidas. Las series craneanas habían sido manipuladas para justificar el predominio de las europeos sobre los demás pueblos. Las relaciones intrarraciales pueden ser mayores que entre las razas reconocidas. Surgimiento de los estudios de Boas. Los intentos posteriores de utilizar loes estudios sanguíneos tampoco tuvieron éxito.
ROMANTICISMO: En contraposición a los ilustrados franceses y al racionalismo, los románticos propusieron defender las innovaciones en las artes más que la ciencia y el conocimiento, exigir libertad artística en lugar de libertad política y defender la estética en lugar de la política, así como la crítica cultural en lugar de la crítica social. Se valora más la intuición individual y la creación. Nuevo sentido del término “Cultura”. Se critica el concepto de cultura como sinónimo de civilización y se propone el término en plural, reconociendo la diversidad humana.

PARTICULARISMO: Inicios del siglo XX. Franz Boas fue su precursor. Criticó abiertamente la idea de que la cultura se rige por las leyes universales. Se centró en la enorme complejidad de las variaciones culturales para afirmar que era prematuro suponer la existencia de leyes sociales. Consideraba sin base científica la afirmación evolucionista de que todas las culturas eran similares. No era posible explicar las culturas mediante un esquema evolutivo universalmente válido. La antropología debía convertirse en una disciplina basada en el método científico. Lo correcto para él es recoger y organizar la mayor cantidad de hechos y datos posibles. Sus propuestas también recibieron críticas. Boas insistía en que se adoptasen criterios de verificación rigurosos, considerando que mientras fuesen escrupulosos con los datos cualquier interés teórico era aceptable.

DIFUSIONISMO: E. Smith y J. Perry afirmaban que las sociedades más avanzadas, en un determinado periodo de la Historia, transmiten al resto de las civilizaciones contiguas sus características culturales. Estas características se extienden a otros pueblos mediante un sistema de difusión por círculos concéntricos. Entre las críticas a esta teoría, se pensaba que los pueblos preferían copiar las características de otras civilizaciones más avanzadas que inventarlas, otorgando una pasividad cuestionable. Se considera que las culturas son una mezcla de innovaciones prestadas entre pueblos cercanos y distantes.

FUNCIONALISMO: Tiene a Malinowski como principal impulsor. Parte del supuesto de que la función de los elementos de una cultura siempre es satisfacer alguna necesidad básica, como la alimentación, la producción de bienes, el descanso, la seguridad física, etc. Estas necesidades primarias son el origen de las derivadas que también deben ser satisfechas: la alimentación genera cooperación para el cultivo y la reproducción origina las normas de aproximación sexual. La sociedad después crea las instituciones y formas de organización social adecuadas para solucionar ambos tipos de necesidades, como la economía o la familia. El cambio cultural se produce cuando una institución deja de cumplir con su finalidad y se convierte en disfuncional. Una vez que hayamos explicado a fondo la función social de una institución, habremos conocido todo lo que es posible conocer.

martes, 11 de agosto de 2015

Antropología: teorías de la cultura (I)

El concepto de cultura:
  • Procedencia del latín: CULTUS-O (cultivado, campo labrado).
  • Se usa para distinguir entre los pueblos civilizados (cultivados) y los incultos, los hombres salvajes y silvestres que vivían como los animales. Con el paso del tiempo, el término va volviéndose cada vez más difuso.
  • Ilustración: “Discurso sobre el origen de la desigualdad entre los hombres” (Rousseau). Tesis central: la humanidad habría pasado de la naturaleza a la cultura, de la barbarie a la civilización.
  • Teoría evolucionista: se distinguen tres etapas (salvajismo, barbarie y civilización) en progreso evolutivo unilineal. Visión endocéntrica: mientras que los pueblos europeos estarían en el nivel más alto, los pueblos sometidos por ellos estarían en el nivel más bajo.
  • Tylor: “Cultura primitiva”. Define los tres estadios que se corresponderían hoy con el Paleolítico, el Neolítico y la Civilización.
  • Morgan, 1877: “Sociedad antigua”. Divide los dos primeros estadios en tres periodos distintos (inferior, medio y superior). Influye en Marx y Engels.
  • Romanticismo: se introduce un nuevo sentido al término. Se critica el concepto de cultura como sinónimo de civilización y se propone el término en plural, reconociendo la diversidad humana. Los pueblos no industrializados también tenían costumbres y valores dignos de estudio.
  • Herder: antecedente destacado.
  • Sobre la cultura según Herder: “Nada hay más indeterminado que esta palabra y nada más engañoso que su aplicación a todas las naciones y períodos”.Critica la unilinealidad del evolucionismo: “El mero pensamiento de una cultura europea superior es un insulto descarado con la majestuosidad de la naturaleza”.
  • Finales del siglo XIX. Definición de Tylor: “Cultura es ese todo complejo que comprende conocimientos, creencias, arte, moral y otras capacidades y hábitos adquiridos por el hombre en tanto que es miembro de la sociedad”.
  • Los hábitos innatos no son cultura. La cultura hace referencia a cualidades que desarrollan los eres humanos en sociedad. Es adquirido al crecer, no es innata.
  • En contra de lo que menciona Tylor, se encuentra la postura mentalista. La cultura es un producto cognitivo y mental de una sociedad determinada.

lunes, 10 de agosto de 2015

El concepto de Antropología

  • Antropología: término que viene del griego. Muchos señalan sus orígenes en la Antigüedad Clásica, si bien otros señalan su origen en los siglos XVIII y XIX, coincidiendo con la Ilustración y la Revolución Científica y el estudio de las culturas primitivas respectivamente.
  • Heródoto: antecedente importante. Refleja en sus obras las costumbres de otros pueblos. Destacan también Platón, Aristóteles y Jenofonte, así como otros intelectuales romanos.
  • Edad Media: crisis de la disciplina. La Antropología queda relegada a la perspectiva cristiana de la Historia. Agustín de Hipona consideraba a los griegos y los romanos como unos pueblos paganos de costumbres reprobables. Este modelo se rompe en la Edad Moderna, con el Renacimiento y los grandes descubrimientos.
  • En esta época se promocionan expediciones al Nuevo Mundo. Los misioneros recogían datos sobre la administración y la economía de los pueblos locales. Destacan Jean Bodin, Lafitau y Montaigne. La obra de estos pensadores influenciará a los grandes ilustrados del siglo XVIII.
  • John Locke: "Ensayo sobre el entendimiento humano".
  • Siglo XVIII: Método científico a la hora de analizar la naturaleza, la sociedad y la historia de la Humanidad. Newton era el modelo a seguir: observación, análisis y fórmulas matemáticas sencillas. Adhesión generalizada a las teorías de la evolución y el progreso social. Destacan Montesquieu, Voltaire, Condoret, Adam Smith, Adam Ferguson y William Robertson.
  • Siglo XIX: Romanticismo, imperialismo y formación de las primeras sociedades etnológicas. El concepto de la disciplina tal y como la entendemos hoy viene de este período.
  • 1833: Primera sociedad antropológica en Moscú.
  • 1850: Museo de Hamburgo.
  • Royal Anthropological Institute: Reino Unido. La antropología es considerada como la "Ciencia general del ser humano" (Tylor, 1843). Estudiaba la antropología física (clasificación de la humanidad en razas), la arqueología, la lingüística y la antropología social (estudio de las "sociedades primitivas" o salvajes).
  • El modelo de Tylor no tiene éxito, pero consigue implantarse en Estados Unidos a comienzos del siglo XIX. Los ámbitos siguen siendo los mismos pero también se añaden estudios ligados al campo biológico, cultural y aplicado.
  • Antropología cultural: etnografía / etnología.
  • Etnografía: estudio de una cultura en concreto.
  • Etnología: similitudes entre una cultura y otra.
  • Trabajo de campo etnográfico: estancia más o menos prolongada del investigador en una comunidad de estudio (de varios meses a años).
  • Descripción densa: EMIC y ETIC (perspectiva interior y exterior respectivamente).
  • Observación participante. Se combina con entrevistas abiertas o dirigidas. Estas deben combinarse.
  • Realización de genealogías.
  • Biografías, historias de vidas.
  • Estudios longitudinales: el antropólogo vuelve a la tribu barios años después para ver si sus predicciones se han cumplido (ejemplo de la niña afgana, “Una vida revelada”, National Geographic).
  • Análisis de fuentes secundarias: estadísticas, trabajo de archivos...
  • Registros gráficos: fotografías.

domingo, 9 de agosto de 2015

Introducción a los problemas filosóficos: Los Derechos Humanos

DERECHOS HUMANOS:

1. Concepto.
2. Universalismo.
3. Orígenes y fundamentos.
4. Evolución.
  • "Los Derechos Humanos son los derechos de tu enemigo".
Concepto:
  • "No son otra cosa que la idea de virtud introducida en el mundo político" (Alexis de Tocqueville, 1813).
  • Son exigencias ético-políticas de carácter negativo (en cuanto a no sufrir lesiones) o positivo (en cuantro protegen nuestra capacidad de disfrutar de importantes prestaciones).
  • Los beneficiarios de tales derechos son todos los seres humanos por el mero hecho de serlo.
Universalismo:
  • Todos los seres humanos (sin distinción de género, raza o religión) tienen un importante derecho al disfrute, a la titularidad de esos derechos y a su reconocimiento pleno.
Orígenes y fundamentos:
  • La Declaración Universal de Derechos Humanos fue adoptada el 10 de diciembre de 1948 tras el desastre de la II Guerra Mundial.
  • Sin embargo, antes de eso, los Derechos Humanos nacieron de un conjunto de principios que emergieron con el liberalismo clásico y la filosofia ilustrada y que tanto la revolución americana como la revolución francesa pusieron en práctica.
  • Es un error pensar en los Derechos Humanos como si hubiesen sido creados por alguna comisión de expertos, porque detrás de las diversas declaraciones se encuentran: las luchas del movimiento obrero del siglo XIX, las luchas anticolonialistas, las luchas reivindicativas que acompañaron el ascenso de la burguersía durante los siglos XVII y XVIII y los nuevos y viejos movimientos sociales.
  • Los derechos legales (recogidos en el orden jurídico empírico y que amparan solo a aquellos seres humanos que son destinatarios de las normas) no se deben confundir con los Derechos Humanos (no recogidos necesariamente en el orden jurídico empírico, pero que apelan a una mera condición del ser humano para ser titular de esos derechos).
  • Los Derechos Humanos son de carácter moral y no algo derivado del Derecho positivo: su fundamento último no emana de las normas de los Derecho.
Tal fundamento, antes que recurrir a la noción de consenso, tiene que echar mano de la idea de disenso:

1. El disenso de individuos o grupos de individuos respecto a una consenso antecedente que les negaba o niega su condición de sujeto de tales derechos.

2. El disenso que ha servido para criticar el derecho vigente, para justificar su desobediencia y promover su reforma.

Evolución:
  • La primera generación de derechos humanos (civiles y políticos) garantiza las libertades individuales y la participación política (derecho al voto). Son los derechos a la libertad y exigen la ausencia de interferencia de la comunidad en la esfera privada.
  • La segunda generación de derechos (económicos, sociales y culturales) garantiza el foco de ciertos bienes (una retribución justa, una educación adecuada, una vivienda cómoda, etc.). Son los derechos de la igualdad y exigen la presencia de acción de la comunidad en la esfera pública.
  • La tercera generación de derechos (anticontaminación) garantiza una diversidad de libertades individuales y colectivas frente a las distintas contaminaciones que las amenazan como consecuencia de las nuevas tecnologías, de las perversiones del sistema económico y la globalización, como el derecho de los inmigrantes, el derecho a la paz, el derecho a un medio ambiente sano, a recibir una buena información, a la protección de datos personajes, al reconocimiento de las minorías étnicas o culturales, a disfrutar de una vida digna, etc. Son los derechos de la solidaridad global.

sábado, 8 de agosto de 2015

Introducción a los problemas filosóficos: El poder de la imagen (y III)

La democracia hoy:
  • El electorado no decide sobre los asuntos políticos, sino que lo hace entre una serie de competidores que son los que deberán decidir en tales asuntos.
  • El sistema democrático electoral puede entenderse como una estrategia comunicacional para llevar a la gente a la gente con cierta sutileza, hacia donde no necesariamente le conviene ir.
  • El sujeto de la acción política no es el ciudadano, sino el votante que responde a estímulos mediáticos y valora la representación de los verdaderos actores (los líderes partidistas) sobre el escenario de la política.
Algunos ejemplos:

1. "Nos mojamos por ti" (PP de Guipúzcoa).
2. Septiembre de 2012: Marinao Rajoy elogia a la mayoría silenciosa de españoles que no se manifiesta ni protesta.
3. "Me inquieta que se retransmitan en directo las cargas policiales. Me parecen un disparate que se televisen todos los problemas del orden público porque incitan a manifestarse",

Mercadotecnia política: Conjunto de técnicas de investigación, planificación y comunicación que se utilizan a lo largo de una campaña política.

1. Un producto bien comunicado se vende mejor que un producto bueno.

2. No se trata de convencer con razones, sino de apelar a emociones, suscitar pulsiones básicas (deseos, odios, miedos...), construir y manipular símbolos.

3. Se emplean técnicas narcóticas de eficacia audiovisual para manipular opiniones e inducir respuestas condicionadas.

4. La imagen y cómo se dicen las cosas son más importantes que lo que se dice (programas o ideas).

5. Impactar, seducir, mostrar, superioridad... Se potencia el carisma del candidato (atractivo, simpatía, elocuencia...), se excita al candidato a transmitir la sensación de poder que se supone que posee (encuentros con líderes internacionales, conferencias...).

Toda comunicación estratégica ha de tener:

1. Reafirmar al electorado adquirido, evitando dar la impresión de que el candidato no escucha a ese sector cercano.

2. Captar al electorado indeciso, tratando de inclinar a los indecisos y electores críticos a favor del propio candidato.

3. Atraer al electorado opositor intentando que dude de su propia opción o desincentivándolo para que no participe (comunicación de inhibición).

4. Con tal de veder no importa ser muy escrupuloso en cuanto a ciertas formas de competir, de implicar o ser incoherente, lo que importa es el artificio de la exhibición.

Los spots:
  • Recurso visual importante en la fase fianl de la campaña cuando existe una saturación de mensajes y el objetivo se sitúa en captar a la franja de electores indecisos.
  • Cuidadosa coreografía (jingles, eslóganes, retrato del candidato, etc).
  • Pueden ordenarse según diferentes categorías:
1. Formas (anuncio clásico, parodia, musical, animación, ficción, etc.).

2. Contenido (lágrima, catástrofe, mano dura, patria, cambio...).

Los spin-doctors:
  • Se hacen uso de ellos cuando hay que dar la vuelta a una situación difícil, evitando daños o bien limitándolos. Considerados por algunos políticos como arquitectos de sus victorias políticas.

viernes, 7 de agosto de 2015

Introducción a los problemas filosóficos: El poder de la imagen (II)

Ficción 1
  • La probabilidad de que un diputado sea reelegido es menor cuando los electores no encuentran satisfactoria pasada: pero esto solo indica responsabilidad política y no jurídica.
  • La representación como ficción para mantener la ilusión de que el legislador es el pueblo, pese a que el pueblo se limita a la elección del órgano legislativo.
  • Los partidarios de esta ficción alegan que el representado no siempre posee información ni competencia para resolver asuntos complejos, por lo que la aceptación incondicionada de las propuestas de los representados podría conducir a un desastre. 
  • Sin embargo, tal postura, deja abierta a un paternalismo legislativo que, con el pretexto de conocer los intereses de la gente mejor que la propia gente, puede lesionar la autonomía de la persona.
Ficción 2
  • La representación de intereses no ha desaparecido.
  • Los actores políticos son los partidos, que se interponen entre el cuerpo electoral y el Parlamento.
Los representados eligen.
Los representantes deciden.
Los partidos eligen y deciden.
  • La disciplina de partido se ha visto reforzada: la relación entre el partido y los elegidos se caracteriza cada vez por más mandato imperativo y menos mandato libre.
  • Los partidos son los verdaderos soberanos: mandan sobre los representantes, a los que proporcionan instrucciones muy concretas. 
Ficción 3
  • Sheldon Adelson, presidente de Las Vegas Sands Corporation uno de los hombres más ricos del mundo y uno de los mayores donantes individuales a campañas del Partido Republicano.
  • En las presidenciales del 2012 se gastó casi 100M de dólares en derrotar a Barack Obama
  • Ahora vuelve a intentarlo. Los posibles candidatos ya desfilan ante Adelson. Saben que, con su apoyo financiero, las probabilidades de llegar a la Casa Blanca aumentan. Y tienen claro que, con Adelson en contra, lo tendrán más difícil.
  • Cuatro republicanos destacados asistieron a finales de marzo de 2014 a la reunión de la Coalición Judía Republicana en el lujoso hotel Venetian Resort el complejo de Adelson en Las Vegas.
  • Esa reunión se denominó “las primarias de Sheldon”.

jueves, 6 de agosto de 2015

Introducción a los problemas filosóficos: El poder de la imagen (I)

EL PODER DE LA IMAGEN. El HOMO VIDENS:
  • El pensar: se basa en el razonamiento basada en el intelecto y la deducción personal. Implica que debatir con alguien provoca en él cierta resistencia, provoca una desconfianza crítica ante los intentos de persuasión.
  • El ver: toma el atajo de la seducción, el de la emotividad inconsciente del receptor, apela a los afectos, a las pasiones y a lo que resulta placentero. Seduce, pero no convence. Ofrece fascinación, pero difícilmente complejidad y coherencia.
  • La manipulación se agiganta con la televisión y el mundo de las imágenes.
  • La imagen no da por sí misma casi ninguna inteligibilidad, debe ser explicada para entender, necesita un texto, un encuadre amplio.
  • El “Homo videns” acaba por preferir la imagen perfecta a la realidad perecedera. De hecho, acaba creando una nueva realidad que acuerda a la imagen que tiene de ella. Si el césped está seco, se le pinta de verde y listo. Lo artificial es más real que natural. Ya casi no queda nada natural. Estamos en lo postnatural.
LA DEMOCRACIA HOY:

Elegir, representar... Elecciones, mayoría:

El concepto de democracia viene a significar el gobierno de la mayoría del pueblo. Sin embargo, pocos gobiernos democráticos son realmente elegidos por la mayoría del pueblo (o del censo electoral). En sistemas democráticos con más de dos partidos que se dividen el voto popular, el gobierno es elegido por la minoría más grande de los votantes. Y esto puede:
  • Incluir no mucho más del 40% de los votantes
  • Hacer que el 60% restante de quienes tomaron parte en el proceso electoral más los no votantes sean gobernados por un gobierno que no eligieron
Elegir:

Elegir es una palabra que en su significado originario confluyen el acto de designar y el de elevar: “escoger, preferir a alguien o algo para un fin”.
  • Quien elige indica a alguien distinguiéndole entre otros sujetos y separándole de ellos
  • El acto de elegir presupone e incluye en sí mismo el reconocimiento de alguien como poseedor de un valor superior o mayor respecto a otros, como alguien que merece ser preferido, que es mejor, más digno de ser elevado.
  • La institución de las elecciones no era considerada por los antiguos como algo típico de la democracia, sino de la aristocracia (se elige a alguien sólo si se le considera mejor que otros, más digno de ser elevado al poder).
  • Es compatible con la democracia sólo cuando: cada votante tiene derecho a elegir y a ser elegido, la participación no se interrumpe después de las elecciones, existe pluralismo de ideas, los ganadores y perdedores no son siempre los mismos, las elecciones se celebran periódicamente. 
Ficticia representación:

Quienes han sido elegidos deben actuar en nombre y por cuenta de sus electores. En los modernos estados-nación, la representación parece la forma más adecuada porque:
  • Es la forma más operativa y eficaz.
  • Permite elegir a personas que destacan por su experiencia y habilidad.
  • Descarga a los ciudadanos de ciertas obligaciones y les proporciona tiempo para que se dediquen a otro tipo de actividades, además de las políticas.
Sin embargo, no es un sistema carente de problemas:
  • Por ejemplo, en España, 2003, la mayoría absoluta del Parlamento estaba a favor de la guerra y la inmensa mayoría de la población (85%) en contra. ¿A quién representaba el Parlamento?
La idea de representación implica que la libertad de acción de los representantes está jurídicamente vinculada a los deseos de los representados: cuando estos cuentan con recursos legales para exigir respeto hacia sus deseos.
  • Pero en realidad ¿existe algún tipo de vínculo jurídico entre las promesas y decisiones políticas de los representantes y las preferencias de los representados?
Según la doctrina vigente, los diputados nunca deben recibir mandatos imperativos de sus electores: los políticos no son jurídicamente responsables ante el electorado, no están obligados a ejecutar las instrucciones de sus representados, sólo tienen que representar los intereses objetivos de sus representados, no sus deseos subjetivos.

Si no hay ninguna responsabilidad jurídica para que los representantes ejecuten la voluntad de los representados, éstos no pueden quitar a aquellos cuando su actividad no se ajusta a los deseos del pueblo: al prohibir el mandato imperativo, se evita el control directo, la revocación o destitución de los representantes.

Los políticos hacen promesas y presentan programas sobre los que siempre disponen de la libertad de decidir si los cumplen o no.

miércoles, 5 de agosto de 2015

Introducción a los problemas filosóficos: Utopías y dfstopías

LAS UTOPÍAS. LAS SOCIEDADES POSTHEROICAS:
  • El mito de Ícaro: la pretensión de reducir el abismo que había entre los dioses y los hombres era castigado con la ruina o la muerte. Ícaro quiso volar hasta el sol. Fue un ejemplo de orgullo, de falta de prudencia o soberbia. Por ello tuvo que sufrir las consecuencias. Pero la Antigüedad también supo ver en su acto un ejemplo de ir más allá.
  • Peter Brueghel trasladó la narración mitológica a su propio momento histórico. Su obra refuerza la condena moral hacia la arrogancia y muestra como el mundo continúa rotando a pesar de la tragedia, convirtiendo la tragedia en un chapoteo inadvertido. Rogelio López Cuenca subvierte con ironía los signos, señales y mensajes que nos rodean, que pautan nuestra conducta, dirigen nuestros movimientos, nos incitan al consumo y determinan nuestro pensamiento. En las sociedades postheroicas poco importa la caída de Ícaro y todo queda reducido a la banalidad, en un atractivo turístico pintoresco y dedicado al consumo.
En el lado izquierdo de la composición, podemos ver las piernas de Ícaro, que se hunde irremediablemente en el lago.

Camino de la utopía:
  • Significado: 1) Ideas cuyas incoherencias lógicas o imparcialidad empírica saltan a la vista, 2) Proyectos humanos para convertir una sociedad mejor de lo que ha habido hasta el momento (utopías), 3) Convicción de que mediante el esfuerzo humano es posible encontrar y alcanzar un estado definitivo de felicidad (distopías y cacotopías).
  • Luces utópicas: critica de lo que sociohistóricamente somos y representación de lo que moralmente creemos que deberíamos ser aquí y ahora. Toda utopía eutópica es abierta, no es cerrada ni definitiva, aspira a un mundo mejor (con más libertad y justicia) y no aun mundo perfecto en un estancamiento eterno.
Zamiatin, autor de la novela distópica "Nosotros".

Sobre las utopías:
  • “Un mundo feliz” / “1984” / “Fahrenheit 451” [ejemplos de distopías].
  • Sombras distópicas: las distopías nos presentan el peor de los mundos posibles. Muestran que el inicio de un sueño por establecer un paraíso en la tierra puede terminar convirtiéndose en un infierno. Dibujan los trazos de una sociedad controlada por un poder opresivo que ha logrado convencer a la población de que disfruta de una sociedad feliz y perfecta. Son los nuevos mapas del Infierno. Las realidad plurales y vivas terminan encerradas en un esquema geométrico y uniforme. “Especular por el futuro no es otra cosa que preocuparse por el presente” (Andrés Hispano).
  • “Quien cree que pone la clave para alcanzar la felicidad colectiva suele empeñarse en querer llevar a la gente a donde no quiere ir, se emplean métodos dictatoriales y violentos a todos los que, dentro o fuera del grupo, no suscriben sus dogmas, creencias o doctrinas. De modo que a veces, los grandes ideales suelen acabar siendo grandes cementerios de personas” (Slavlo Goldstein).
  • Esas doctrinas contienen un ansia de unicidad total y perfección absoluta, así como un afán de exclusividad monopolizante que implican la supresión forzada de otras alternativas doctrinales. 
  • Dominio imperial sobre vidas y consciencias. La identificación de la felicidad de los súbditos con la despersonalización e imbecilidad de los mismos en “happy slaves”. Creer que una verdad es la única verdad que solucionará todos los problemas puede convertirse en el primer paso para imponérsela a los demás, incluso por medio bárbaros. El ciudadano existe y es utilizado en beneficio del Estado y su bienestar, el cual sirve para justificar cualquiera de sus actos.